¿Coches sin seguro? No te la juegues: todas las (malas) consecuencias si te saltas la ley

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Al igual que es necesario un permiso de conducir en regla para manejar un coche, moto o camión, también, cualquier vehículo que recorra las carreteras españolas debe tener un seguro en vigor. Son dos máximas que hay que tener en cuenta si queremos desplazarnos con nuestro propio medio de transporte.

Sin embargo, hay, en España, 2,65 millones de vehículos sin seguro. Esto es casi uno de cada diez vehículos del parque automovilístico, una proporción que se ha incrementado nada menos que un 16% en el último año. Además, la mayoría son coches, 1,8 millones.

En España se registran cada año casi 130.000 multas por no tener seguro, más que por drogas y alcoholemia juntos. Y cerca del 50% de los conductores multados estaban circulando en el momento de la denuncia.

Consecuencias

Es una falta grave y por lo tanto las sanciones por incumplir esta normativa va a afectar de forma importante al bolsillo del propietario y va a provocar más de un dolor de cabeza.

  • Entre 601 y 3.005 €, según el daño, si se circula o no, el tiempo sin asegurar y la reiteración. Se incluyen coches abandonados o en lugares privados.
  • Muchos de estos coches tampoco tienen pasada la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) por lo que hay que añadir hasta 500 €, más el coste de la grúa y el depósito del vehículo. Cuando la administración localiza un coche abandonado lo retira a un depósito para evitar riesgos.
  • Y si además tienes un siniestro, el propietario tiene que hacer frente a los costes de todos los daños materiales y corporales.

¿Accidente sin seguro?

En la última década, los siniestros de vehículos sin seguro ascienden a 308.000 provocando un coste anual para los conductores españoles de 49,1 millones de euros, según un estudio de Línea Directa.

Si un coche asegurado sufre un siniestro con un coche sin seguro: además de la indefensión del conductor con seguro, las reclamaciones son más complejas y la resolución se alarga.

Si un coche sin seguro sufre un accidente pero es inocente: no se libra de la multa por circular con un vehículo sin asegurar y los trámites son más lentos. En este caso, la compañía aseguradora del vehículo culpable se hace cargo de los costes que haya ocasionado el accidente.

En un coche sin seguro, ¿es responsable el conductor o el propietario? Ambos son responsables solidarios. El primer responsable es el propietario por tener en posesión un vehículo sin asegurar, pero el conductor que comete la infracción o sufre un siniestro es el responsable de los daños. Los afectados reclamarán contra ambos.

¿Y la carrocería de tu coche? ¿Es segura? Si necesitas un arreglo en la de tu vehículo o sólo quieres cambiar su color, con la calculadora online de CertifiedFirst puedes obtener un presupuesto orientativo y contactar con tu taller más cercano de la red de expertos en chapa y pintura para ponerlo a punto.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *