¿Sabías que los excrementos de pájaros sintéticos ayudan a mejorar la pintura de tu coche?

¿Sabías que los excrementos de pájaros sintéticos ayudan a mejorar la pintura de tu coche?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

La pintura de los coches está expuesta a todo tipo de agentes externos que pueden degradarla, especialmente si pasa mucho tiempo a la intemperie. Uno de sus mayores enemigos viene caído del cielo: las deposiciones de pájaros. Para mitigar el impacto de todos esos ‘enemigos’, fabricantes de vehículos y de pinturas desarrollan recubrimientos resistentes y duraderos que protejan la carrocería, mientras ésta mantiene su aspecto original durante más tiempo ¿Cómo lo hacen?

¿Por qué es tan dañina la caca de pájaro?

La caca de pájaro es, generalmente, blanca y negra, pero no todo es caca. La parte blanca es ácido úrico y equivale a la orina humana, formándose en el tracto urinario. La caca se forma en el sistema digestivo y aunque ambas pueden ser secretadas al mismo tiempo, sucede con tal velocidad que no tienen tiempo de mezclarse.

Las heces de ave forman una sustancia muy ácida, con un pH entre 3,5 y 4,5. Esto hace que sea muy corrosiva, manchando fácilmente las superficies sobre las que se deposita e, incluso, ‘comiéndose’ la pintura de barcos, coches, material urbano, o fachadas de edificios.

Además, los excrementos de aves contienen hongos, bacterias, y otros organismos. De hecho, según los expertos, pueden transmitir enfermedades a los humanos como la criptococosis, la histoplasmosis o la psitacosis.

Caca artificial para mejorar las pinturas

Como decíamos, para mantener mejor la pintura durante más tiempo, fabricantes de coches y de pinturas trabajan juntos para mejorar los recubrimientos de las carrocerías ¿Cómo? Con la ayuda de… caca de pájaro artificial, como hace Ford.

Y es que, los excrementos sintéticos desarrollados en laboratorio son tan realistas que pueden reflejar con precisión las diferentes dietas —y, por tanto, la diferente acidez de los excrementos— de la mayoría de los pájaros en Europa.

Esta caca artificial se aplica en spray a distintas piezas de muestra que son horneadas a 40, 50 y 60°C para replicar las condiciones climatológicas que se pueden dar en verano, como si, aparcáramos un coche al sol.

En otras pruebas, se las rocía con ácido fosfórico mezclado con detergente y polen sintético en los paneles. Después se los envejece en hornos a 60° C y 80° C durante 30 minutos. La prueba ayuda a proteger la pintura frente a partículas presentes en el aire como el polen o frente a la savia de los árboles.

¿Caca de pájaro sobre la carrocería? Cómo eliminarla sin que dañe la pintura

Asimismo, se somete a las piezas de muestra a un bombardeo continuado con luz ultravioleta durante hasta 6.000 horas (250 días) en un laboratorio de luz —simulando 5 años en el lugar más brillante de la tierra— para evaluar la meteorología exterior; congelación en temperaturas bajo cero; exposición a la suciedad de las carreteras en invierno en una cámara de sal de alta humedad y una simulación de manchas de combustible.

Todas estas pruebas permiten ajustar los pigmentos, resinas y aditivos que entran en la fabricación de la pintura de un coche. Así se optimizan los recubrimientos de los vehículos para que puedan resistir el impacto de este tipo de contaminantes, sin importar el clima.

Cómo eliminar de la carrocería las cacas de pájaro

La primavera y el verano pueden ser particularmente peligrosos para la pintura de tu coche. Ya que no sólo porque hay más aves, sino que la pintura está expuesta a altas temperaturas, al salitre y la arena de la playa para aquellos coches que eligen pasar las vacaciones cerca del mar…

Las altas temperaturas, por ejemplo, pueden provocar que la pintura se ablande y expanda bajo la luz solar intensa. Luego, cuando se enfría, se contrae, y cualquier suciedad, incluyendo los excrementos de los pájaros, se adhiere a la superficie. Si se deja en el vehículo, puede dejar una marca permanente cuya eliminación no es sencilla y, en muchos casos, la única solución es el repintado.

Entonces ¿qué hacer para evitarlo? El mejor consejo, como siempre, es lavar frecuentemente el vehículo con una esponja o bayeta de microfibra y agua tibia que contenga champú de pH neutro y retirar lo antes posible cacas, insectos y cualquier otra impureza sin frotar —usa abundante agua—. Para saber cómo eliminar las cacas de pájaro de la carrocería de tu coche asómate a este post.

Ten en cuenta que cuanto más limpio tengamos el coche, menos suciedad se incrustará. Y si tenemos la pintura protegida con cera, también evitaremos que el ácido penetre demasiado. Por eso, un buen hábito es encerar el coche un par de veces al año para mantener una capa protectora sobre la pintura.

Lo mejor, como siempre, es prevenir

Así que, cuidado con las cacas y con los productos que utilizamos para retirarlas. En tu mano está mantener la pintura de tu coche en perfecto estado. Y, si a pesar de los cuidados, tu coche necesita renovar la pintura de la carrocería, confía en los profesionales de la red de talleres expertos en chapa y pintura.

Además, con nuestra calculadora podrás conocer cuánto te costará tu reparación de carrocería ¡Pruébala ahora!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>