Consejos para quitar la resina de la carrocería de tu coche sin dañarla

Consejos para quitar la resina de la carrocería de tu coche sin dañarla

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

El cuidado de la carrocería de tu coche empieza por el cuidado de la pintura. Y no sólo por estética, ya que una carrocería en buen estado evita la corrosión y la oxidación que puede mermar su capacidad de resistencia en el momento en que más se necesite. De los muchos ‘enemigos’ que tiene la pintura de tu coche uno de los más peligrosos es la resina de los árboles: ¿sabes cómo quitarla?

¿Resina o melaza?

Las manchas de resina son de las más difíciles de quitar de la carrocería de un coche. En especial, si se ha dejado pasar mucho tiempo desde que cayeron sobre la pintura. Son muy habituales cuando se aparca el coche debajo de los árboles.

Sin embargo, no hay que confundirla con la melaza (—nada que ver con la melaza de la caña de azúcar y otras plantas—). Esta sustancia es similar a la resina (por ser igual de pegajosa), pero no la producen los árboles.

De esta forma, la resina es segregada por la planta, generalmente, para defenderse de un hongo u otro tipo de enfermedad (lo más habitual es que caiga de árboles coníferos).

Por su parte, la melaza es segregada por insectos que habitan en ella, tipo pulgón, al alimentarse de la planta. Al contener azúcares es más fácil de disolver con agua, por lo que es más sencilla de eliminar. Es habitual en otros tipos de árboles como, por ejemplo, el tilo.

La resina es segregada por la planta, generalmente, para defenderse de un hongo

Cómo eliminar la resina de la pintura del coche

Si sigues el blog de ‘Certi’, ya habrás leído en alguna ocasión lo importante que es lavar con frecuencia el coche para cuidar la pintura. Y es que lavarlo de forma habitual evita que todos esos ‘enemigos’ actúen sobre la superficie dañándola.

Por eso, el primer consejo es limpiar cuanto antes el coche si le cae resina: será más fácil de retirar y evitarás daños en la pintura.

Para ello, utiliza agua caliente. Aunque no todos los centros de lavado disponen de ella, en este caso conviene que busques uno que sí la tenga.

Con el lavado a presión un consejo muy útil para quitar resina (y cualquier otra mancha difícil) es emplear el primer ciclo completo sólo en el enjabonado y dejar actuar la espuma (bastará con 2 o 3 minutos). De esta forma, conseguirás que el agua y el jabón tengan tiempo suficiente para hacer efecto.

Cuando apliques el agua caliente, hazlo en diagonal no en perpendicular a la chapa. Así será más fácil que se despeguen las gotas de resina de la carrocería. Cuanto más al ras dirijas el chorro mejor. Eso sí, respeta una distancia mínima de seguridad (40-50 cm es suficiente) para que el chorro no impacte con tanta presión en la pintura. Si el resultado no ha sido el esperado, repite la operación. Lo normal es que acabes retirando la resina con un par de lavados.

¿Sabes qué elementos de tu coche debes mantener limpios para cuidar tu seguridad vial?

¿Y para los cristales? Eliminar la resina de parabrisas, ventanillas y luneta trasera es más sencillo. Aplica también agua caliente y jabón, y completa con un limpiacristales de coche. En los casos más extremos podrías tener que rascar. Si es tu caso, mejor utiliza una rasqueta quitahielo que una para limpiar vitrocerámicas.

¿Vas a usar productos específicos?

Tanto si es porque la resina lleva mucho tiempo sobre la pintura, se te resiste después de un par de lavados o por acelerar el proceso, puedes utilizar productos específicos para quitarla. En el mercado los encontrarás fácilmente en distintos formatos y presentaciones.

Como siempre, la recomendación más importante para no dañar la pintura de tu coche es que sigas al pie de la letra las instrucciones de cada fabricante.

Uno de los productos que puedes usar (lo verás, sobre todo, en Internet) son las ‘clay bar’ o barras de arcilla descontaminante. Este método, aunque efectivo, requiere mucho trabajo (y tiempo) para ejecutarse bien. La ‘clay bar’ es una barra de masilla cuya composición le permite ‘meterse’ entre la mancha pegada y la pintura con cierta facilidad, por lo que es útil para quitar resina.

Aunque no suele ser especialmente cara, si la resina está repartida por todo tu coche necesitarás varios paquetes. En su envoltorio podrás consultar las instrucciones para usarla.

¡Ojo! Si alguien te recomienda usar aceite o gasolina para quitar la resina nosotros no te lo recomendamos.

Por último, si no has conseguido quitar la resina con los consejos anteriores, lleva el coche a un servicio de lavado profesional. Aunque esta medida será menos económica, a la larga te ahorrará disgustos con la pintura de tu coche.

Y para confiar en profesionales, confía en los expertos en chapa y pintura de CertifiedFirst si tu coche necesita cualquier reparación de carrocería. Además, con nuestra calculadora podrás saber, incluso, lo que costará tu servicio antes de pasar por nuestros talleres ¡Pruébala!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *