¿Está tu coche listo para el otoño? Consejos para que la carrocería de tu coche no sufra en esta época del año

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Las inclemencias de esta estación también pueden deteriorar la pintura de tu vehículo

Se acabó el verano, y con él, los inconvenientes que el exterior de nuestro coche puede sufrir ocasionado por el calor y el sol, la sal, la arena y demás factores que acompañan a la estación más cálida del año.

No obstante, llega el otoño, y con el aparecen otra serie de factores que también pueden dañar la carrocería y la pintura de tu coche. Por eso, te dejamos una serie de consejos para que tampoco sufra, o lo haga lo menos posible también durante esta estación del año.

La humedad

Durante el otoño, las temperaturas experimentan un descenso sustancial en comparación al verano, sobre todo por la noche, y con ellas llegan las primeras heladas. La humedad. Como tal, no es perjudicial para el coche, pero sí puede ser una fuente de corrosión si la pintura no está en buen estado. Por tanto, si la pintura tiene arañazos, abolladuras o cualquier defecto que descubra la carrocería, sí que puede propagarse por nuestro vehículo.

La lluvia

Si eres de los que piensan que si llueve no necesitas lavar el coche estás en un error, porque contribuirán a ensuciar su superficie. Es más, esto se agravará si te sorprende una lluvia conduciendo, y más aún si lo haces detrás de un vehículo pesado, pues sus ruedas te lanzarán junto al agua grasa, barro, y piedrecitas que harán de todo menos limpiar tu coche.

Evita las hojas, la melaza y aparcar bajo los árboles

Otro de los problemas más comunes del otoño son las hojas que ayudadas por el viento caen de los árboles húmedas sobre tu coche. Pero no acaba ahí el problema. También, aparcar bajo un árbol conlleva que nuestro coche se llene de melaza, una sustancia pegajosa, transparente y brillante que aparece en la superficie de las hojas. Además de ser una plaga para la planta, dejará tu coche pringado y muy sucio.

Los árboles también nos dejan un tercer enemigo para nuestro coche y son los pájaros y sus excrementos. Son muy corrosivos para la pintura y en cuanto secan cuesta mucho limpiarlos, por lo que, si puedes evitar aparcar bajo un árbol, mejor que mejor.

Revisa la carrocería

Conviene que realices una inspección visual del coche por si tiene algún desperfecto y así le puedas poner solución antes de que se extienda y se agrave debido a las inclemencias del otoño.

Y si has detectado esa imperfección en la carrocería y quieres solventarla o quieren anticiparte al otoño y que tu coche esté como nuevo, solo tienes que acudir a los profesionales de CertifiedFirst.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *