Los extras más caros del mundo en un coche: carrocería y pintura se llevan la palma

Los extras más caros del mundo en un coche: carrocería y pintura se llevan la palma

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

En un vehículo cada extra que le añadas son mejoras que, evidentemente, hacen que el precio suba. Si las diferencias entre un coche de alta gama y un coche de súper lujo se palpan a distancia, cuando hablamos ya de los extras que podemos incorporar, entonces esas diferencias (sobre todo en precio) se disparan. Al fin y al cabo, se trata de coches muy exclusivos, en los que los equipamientos no están al alcance de todos.

Estos son los 12 extras más caros del mundo que por fortuna, y nunca mejor dicho, solo lo pueden disfrutar unos pocos.

Los extras más caros del mundo

Carrocería de carbono azul del McLaren Speedtail

El McLaren Speedtail es uno de los hiperdeportivos más cotizados del mercado. Puede personalizarse como uno guste hasta el extremo. Eso si, todo tiene un precio: su espectacular carrocería de carbono en color azul es un extra que solo por ese tono tiene un coste de más de medio millón de euros (en concreto, 525.000 €). Alucinante.

Eso sí, no sabemos si el precio que haya tenido que pagar el afortunado dueño de este Speedtail ‘Albert’, cuyo trabajo de pintura llevó nada menos que doce semanas, habrá sido incluso mayor…

Fibra de carbono exterior del Bugatti Divo

Este hiperdeportivo se presentó en 2018 y hasta ahora solo se han fabricado 40 unidades. Existía la posibilidad de eligir su carrocería con acabado en fibra de carbono, para hacer aún más aerodinámico el vehículo.

Su precio ronda los 6 millones de euros si se incluye este equipamiento, por lo que incluir este detalle al vehículo, para algunos compradores, era una opción bastante factible (se abonaban 469.000 € más). Todas las unidades se vendieron el día de su presentación. Y el último modelo se entregó a sus dueños al finalizar 2021.

Cambio manual para el Pagani Zonda

Se podría decir que este extra más que un coste adicional, es una inversión para este hiperdeportivo italiano que es todo un clásico del Concurso de Elegancia de Pebble Beach. El hecho de cambiar la caja de cambios automática para pasar a un cambio manual era para poder disfrutar mucho más de la conducción aunque su coste es de 295.000 dólares.

Una de las últimas unidades fabricadas con este tipo de cambio, salió de fábrica con un coste de 2,2 millones de dólares (unos 2 millones de euros) y fue subastado en Sotheby’s con un precio final de 6 millones.

Reloj Breitling Tourbillon del Bentley Bentayga

El SUV de la firma británica monta de serie un reloj Breitling en su salpicadero, pero puede sustituirse por la joya de la corona de la marca de relojes de pulsera, el Mulliner Tourbillon. Éste, adaptado a su versión para el coche eleva su precio hasta los 200.000.

Le caracteriza la caja de oro macizo que también puede ser en oro blanco o rosa, con 8 diamantes en su esfera y una mecánica de precisión. Se trata de un reloj automático que se alimenta con el movimiento y si no se usa, hay que darle cuerda manualmente.

Cargador extra para el híbrido LaFerrari

Un modelo elegante y a la vez sostenible. Así es el deportivo híbrido de Ferrari que alcanza una potencia total de 963 CV. En su sistema también hay un motor eléctrico o generador, que aporta energía al resto de elementos auxiliares que necesitan electricidad.

En cuanto a las baterías, que pesan 60 kg, están colocadas debajo del maletero para actuar como un elemento más de la aerodinámica del vehículo. Eso sí, si quieres un cargador extra para estas baterías, la cifra a pagar es de 150.000 €.

Carrocería en fibra de carbono del Pagani Huayra

El heredero del Zonda, parte de un precio base por encima de un millón de euros, y se puede hasta duplicar el precio según su personalización. El extra que más encarece este modelo es la carrocería vista de fibra de carbono (112.500 €).

Una mejora casi obligada en este tipo de coches ideados para ser conducidos en circuito y cuyas modificaciones aerodinámicas pueden suponer ahorrar unos cuantos segundos en las vueltas a los trazados.

La pintura opcional del McLaren Speedtail

Si la carrocería de carbono en color azul del Speedtail es el extra más caro del mundo, el precio de su pintura no se queda atrás. Y es que un coche de 2 millones de € sin un acabado en pintura realizada con diamantes pulverizados es un utilitario. Así, por ‘sólo’ 100.000 euros más a añadir al precio base se le puede vestir con una pintura acorde a su categoría.

Además, los clientes también pueden equipar este hiperdeportivo británico con un kit de herramientas chapadas en oro que se ubican en el maletero delantero. O incluso añadir un teléfono móvil bañado en el mismo metal.

Equipo de sonido para el Pagani Huayra

El superdeportivo italiano destaca por un equipo de sonido valorado en 88.000 euros que ha sido realizado por los «artesanos del sonido» de Sonus Faber. Se trata de un exclusivo sistema desarrollado en carbono y titanio.

Además, cuenta con un sistema de bafles en conos de titanio que aseguran la rigidez necesaria para el atronador volumen que pueden desarrollar, pero sin incrementar el peso del coche en exceso. Una obra de arte dentro de un coche, que ya lo es de por sí.

Pintura PTS Phyton Green «Chromaflair» de Porsche

Uno de los productos sobre los que más se trabaja en los coches de alta gama son las pinturas. Los departamentos de I+D+i invierten muchas horas y recursos en encontrar tonos únicos, que cambian según la luz. El objetivo es buscar la mayor exclusividad.

Uno de los resultados más impresionantes de estas búsquedas, como ya vimos en un post anterior, es el «Python Green» o «verde pitón» de la gama de pinturas «Chromaflair» de Porsche. Un cromatismo de alta tecnología que puede duplicar el precio de los coches. En este Porsche 911 Turbo, el acabado en este color superó los 82.000 €.

¿Un trabajo de pintura de más de 80.000 euros? La pintura más cara del mundo, probablemente

Pintura bicolor en el Pagani Huayra

De la misma forma que puedes comprar un helado de dos sabores ¿por qué no ibas a poder disfrutar de dos tonos en tu coche de un millón de euros? Y es que la carrocería del Pagani Huayra se puede pintar en dos colores por el módico precio de 59.500 €.

Frenos carbocerámicos del BMW M4

Este sistema de frenado desarrollado para la Fórmula 1 se ha consolidado ya en los vehículos comerciales de alta gama. BMW tiene disponible este sistema en sus modelos más potentes, como el M4 por un importe de unos 12.200 €.

Iluminación interior cielo estrellado de Rolls Royce

Aerodinámica, seguridad, deportividad, elegancia… Muchos son los motivos para añadir algún extra. Pero hay otros que son un mero capricho, porque sí. Como es el caso de la iluminación interior en forma de constelación disponible en Rolls Royce, por 11.000 euros, con el nombre de Starlight Headliner.

¿Cómo se ha logrado? Gracias a un minucioso trabajo hecho con láser, que además puede personalizar el cliente con su constelación favorita. Una extravagante forma de ver las estrellas sin necesidad de tener un descapotable ni depender de una meteorología favorable.

¿Y tu coche? ¿Tiene una carrocería ‘especial’? Con la calculadora online de CertifiedFirst puedes obtener un presupuesto orientativo en función de los daños de tu vehículo y contactar con tu taller más cercano de la red de expertos en chapa y pintura para ponerla a punto.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *