Diseño de carrocerías: ¿Sabes en qué consisten el ‘facelift’ y el ‘restyling’ de un coche y qué los diferencia?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Cuando un coche sale al mercado no se hace con la intención de que dure tal cual ‘para toda la vida’, al menos así sucede en el sector de la automoción desde hace décadas. De este modo, un mismo modelo puede verse variado a partir de los cinco años desde que se inicia su comercialización, hasta tantas veces como los conductores hayan seguido confiando en él, para convertirlo con cada renovación en otro completamente nuevo… o no tanto.

Y es que la máxima de ‘renovarse o morir’ está muy presente en los despachos de los directivos de las marcas y en las mesas de los diseñadores de vehículos. Además, no podemos olvidar a la competencia, con la que hay que ‘luchar’ día a día y a la que hay que superar para vender más… Y para eso hay que seducir a unos automovilistas que van cambiando sus gustos a pasos acelerados y lo que hoy es ‘lo más’ en dos días (o cinco/seis años) está ya pasado de moda…

En este sentido, los principales retoques a los que se enfrenta un vehículo pueden ser sólo una cuestión estética. Mientras, en no pocas ocasiones, con esos cambios también se mejoran otros aspectos como la mecánica, el equipamiento, los sistemas de seguridad… Así, en la industria del automóvil podemos encontrar distintos tipos de ‘retoques’ en los vehículos…

En qué consiste el ‘facelift’

El facelift es el llamado ‘lavado de cara’ que proporciona una nueva imagen del vehículo ya que después de unos años, el modelo ha podido perder esencia y también atractivo para l@s conductor@s.

De esta forma, este ‘facelift’ se suele centrar en la parte frontal del coche, modificándose algunos detalles como pueden ser las formas de los faros, los pilotos, incluso se cambia la pintura, las protecciones de la carrocería…

Qué hay detrás de un ‘restyling’

Aunque para renovar en mayor profundidad el aspecto de un vehículo los diseñadores acometen lo que se denomina un ‘restyling’, que al fin y al cabo lo que hace es rediseñar de nuevo el vehículo y le hace ser otro. Es decir, va más allá en comparación al ‘facelift’.

Por tanto, el rediseñar no consiste únicamente en modificar algunos detalles. No en vano, el rediseño acaba afectando a espectos más ‘gruesos’ como la carrocería: se cambia la forma de los paragolpes o incluso parte de su estructura. Es más bien, una evolución estética donde resulta más sencillo identificar a qué cambios se ha sometido.

Pero no todo es estética, pues muchos de los cambios que se producen en los modelos, es a causa de las nuevas tecnologías que cada fabricante de coche va incorporando. Es el caso de los faros LED que, por su innovación y claramente su estética, han agradecido la iluminación y, también, el aspecto de los automóviles.

Qué ocurre cuando hay un cambio de generación

Si el ciclo de vida de un modelo llega a su fin, necesita el relevo de un sucesor. En ocasiones, los fabricantes optan por cambios radicales y renuevan hasta el nombre con lo que se hace borrón y cuenta nueva. Y, en otras, se apuesta por continuar con ese modelo pero dándole un aire nuevo. Es decir, se produce un cambio de generación.

Así, muchos modelos llevan bastantes años en el mercado y son ya ‘historia viva’ del automóvil y no pasan de moda. Eso sí, pasan por distintas etapas, en forma de generaciones (con más o menos éxito de ventas) evolucionando al ritmo del mercado. Este caso podría ser el de modelos como los Honda Civic, Toyota Corolla y Land Cruiser, Volkswagen Golf y Polo, BMW M3, Ford Fiesta, Opel Corsa, Porsche 911

Sin embargo, para que se considere una nueva generación del modelo hace falta que los cambios sean más importantes que los de un ‘facelift’ o un ‘restyling’. Significa que el modelo es sometido a un cambio más profundo tanto en el exterior, como en el interior. No obstante, por motivos comerciales, muchos ‘restyling’ son ‘vendidos’ (y considerados por las propias marcas) como cambios de generación, incluso alguna lo ‘cuela’ cuando es un simple ‘facelift’.

Actualmente con los coches eléctricos en el mercado, muchos fabricantes de automóviles se decantan porque sus modelos anteriores tengan una vida más corta y por lo tanto haya una menor necesidad de retocarlos.

¿Buscas eficiencia en un taller? Confía los arreglos de chapa y pintura de tu coche a los expertos, los talleres de la Red CertifiedFirst ¿Ya tienes el tuyo? ¡Elige tu Certi de confianza!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *