¿Cómo es la carrocería del primer coche declarado 'monumento'? Esta es su increible historia

¿Cómo es la carrocería del primer coche declarado ‘monumento’? Esta es su increible historia

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

En ocasiones sucede que, durante nuestros trayectos cotidianos, nos llama la atención algún coche por algún motivo concreto. Puede darse el caso de que la causa sea que vemos siempre el mismo automóvil aparcado en el mismo sitio, independientemente del día y de la hora. Cuando esto pasa, lo más habitual es que las autoridades, pasado un tiempo y algún aviso, procedan a retirarlo de la vía por entender que se encuentra abandonado…

Sin embargo, ese no ha sido el caso de un Lancia Fulvia que ha protagonizado uno de esos casos, pero con un resultado mucho más sorprendente.

Y es que este vehículo llevaba estacionado en plena calle, delante de la puerta de su casa y del quiosco de prensa que regentaba su propietario en la localidad de Conegliano, (en la región del Véneto) en el norte de Italia la nada despreciable cifra de ¡47 años!

El dueño del coche, Angelo Fregolent y que hoy en día tiene 94 años, dejó de utilizar el coche hace décadas pero no lo movió de la plaza de aparcamiento que se encontraba justo delante de su propio negocio.

Una atracción turística más

Con el tiempo, el Lancia llegó a convertirse en toda una atracción turística local. Tanto los viajeros como los propios residentes se tomaban fotografías con el coche e incluso fue declarado monumento y aún aparece en Google Maps el punto exacto donde se encontraba aparcado para que fuera encontrado más fácilmente por los curiosos que pasaran por el pueblo.

Durante casi medio siglo, su carrocería no ha sufrido más deterioros que los propios del paso del tiempo. Y es que no ha padecido ningún tipo de vandalismo ni ha estado implicado en ninguna colisión, teniendo en cuenta que durante muchos años fue el único coche aparcado en esa calle.

Este curioso récord de permanencia en un estacionamiento público acabó hace pocos meses, pues el pasado 20 de octubre las autoridades locales decidieron finalmente retirarlo de la plaza de aparcamiento por cuestiones medioambientales y por abandono. Tras ello, los organizadores de un salón del automóvil de vehículos clásicos decidieron, con el permiso del propietario, exhibirlo junto con otros coches históricos en Padua.

En breve, este ya mítico Lancia Fulvia se someterá a una restauración completa. Una vez que ésta se haya completado, a modo de deferencia, las autoridades locales han decidido dejarlo expuesto en el jardín de una escuela enológica que se encuentra justo enfrente del domicilio de Angelo Fregolent.

Así, el propietario del coche podrá seguir viendo el vehículo cada vez que mire por la ventana de su casa, como lo ha estado haciendo durante los últimos 47 años.

El Lancia Fulvia

El Fulvia fue una berlina fabricada por Lancia entre 1963 y 1976. Fue presentado en el salón del automóvil de Génova de 1963 y se comercializaría durante más de diez años con continuas actualizaciones tanto mecánicas como de diseño.

Este Lancia, diseñado por Antonio Fessia y cuya carrocería medía 4160 mm de largo, 1555 de ancho y 1400 de alto, llegó al mercado en sustitución del Lancia Appia con el que no comparte casi ningún elemento.

En 1965 llegó la versión coupé, elegante y deportiva, diseñada en la propia Lancia bajo la dirección de Pietro Castagnero, y que se convirtió en un gran éxito comercial, gracias a la belleza de la línea y, en un momento posterior, el impulso resultante de las numerosas victorias en rallies, que culminó con la conquista del Campeonato Internacional de rallies de 1972, (precursor del Campeonato Mundial de Rallies —WRC— que se estableció al año siguiente).

Este versión era algo más corta (3975 mm), más ancha (1570 mm) y más baja (1320 mm) que la verlina, además de tener una menor distancia entre ejes 2330 mm y frente a los 2480 mm de la berlina, así como un menor peso (825-970 kg frente a los 1030-1050 kg de la berlina). También hubo una versión ‘Sport’, con carrocería coupé de 2 puertas, lanzada en 1967 y diseñada por Zagato.

Con la introducción de la segunda serie del Fulvia en 1970 se mejoraron los frenos y el interior (panel de instrumentos, asientos, paneles de las puertas) también fue completamente rediseñado. Su sucesor, el Lancia Beta, comenzó su comercialización en 1974.

Mantener la belleza de la carrocería y la pintura de tu coche es, en cierta forma, todo un arte. ¿Tu vehículo ha perdido la suya? En la red de expertos en chapa y pintura de CertifiedFirst podemos ayudarte. Encuentra tu taller ‘Certi’ aquí.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *