Mientras muchos conductores y conductoras invierten horas y dinero en dejar sus coches lo más brillantes posible, otros, en cambio, prefieren que no brille nada. Y es que cada vez están más de moda los acabados con pintura mate. ¿Qué ventajas o inconvenientes tiene frente a la pintura 'normal'? ¿Requiere de cuidados especiales?

Si tienes un coche con pintura mate, no te pierdas estos consejos para cuidarla

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Mientras muchos automovilistas invierten horas y dinero en dejar sus coches lo más brillantes posible, otros, en cambio, prefieren que no brille nada. Y es que cada vez están más de moda los acabados con pintura mate. ¿Qué ventajas o inconvenientes tiene frente a la pintura ‘normal’? ¿Requiere de cuidados especiales?

Pinturas mate, una moda no tan novedosa

La moda de los acabados mate en los coches ha vuelto con fuerza y ya es frecuente que nos encontremos en la carretera con modelos que lucen este acabado. Y es que si bien tendemos a pensar que nuestra generación es la más innovadora que ha existido, lo cierto es que las modas son cíclicas.

Así, las pinturas mate, en realidad, son algo tan antiguo como el propio automóvil. Hace 150 años las pinturas no tenían el brillo actual ni se aplicaban tan perfectamente como ahora, así que los primeros automóviles eran prácticamente mates.

Más adelante, ya en las décadas de los 60 y 70 volvieron a ponerse de moda las pinturas mate, sobre todo, en los deportivos. Esto surgió más como una necesidad técnica que como una preferencia estética, pues para evitar molestos reflejos y destellos que deslumbrasen a los pilotos, la mayoría de los coches de carreras, sobre todo, en el mundo de los rallys, pintaban el capó de negro mate.

Desde entonces, los acabados mate se asocian a deportividad y prestaciones y así ha llegado a hoy, pues los primeros modelos que ‘recuperaron’ esta moda eran precisamente de este segmento.

¿Cómo son las pinturas mate?

Existe la creencia, bastante extendida, que ya que las carrocerías de los coches pierden brillo con el tiempo, un coche con pintura mate se mantendrá así fácilmente, pero esto no es cierto. El brillo de la pintura es capaz de esconder o disimular defectos que son mucho más evidentes con los acabados mate.

Asi, cualquier imperfección en la superficie de la carrocería o en la propia pintura resalta mucho más en un acabado mate que en uno brillante. Por este motivo, las pinturas mate son muy caras de aplicar y requieren de un meticuloso trabajo previo para dejar la superficie perfecta.

Una vez pintado el vehículo, además, las pinturas mate pierden fácilmente su vistosidad al aparecer en ellas pequeñas microrayaduras que en un color brillante se disimulan mejor. En este sentido, los lavados automáticos con rodillos son unos de los mayores enemigos de las pinturas mate.

Peugeot desarrolló un sistema de pintado especial para lograr un efecto mate en los modelos 208 y 308 en los que se ofrecía esta opción. Para eliminar el brillo de la pintura, la textura de ésta era ligeramente rugosa. Así, podían aplicar el color en la misma línea de producción y, además, lograban una buena resistencia.

Cómo cuidar la pintura mate de tu coche

Las pinturas mate requieren de unos cuidados especiales para evitar que se estropeen con el tiempo. Parece el mundo al revés, pues las pinturas brillantes tienden a ponerse mates y las mates lo que hacen es ir cogiendo brillo a medida que su superficie se va puliendo por la erosión. De esta forma, para evitar esa erosión debemos practicar algunos cuidados:

NADA DE TÚNELES DE LAVADO: es imperativo evitar los autolavados en túneles de lavado con rodillos. Las pinturas mate deben lavarse a mano con agua abundante y enjuagando con mucha frecuencia la esponja o el cepillo (suave) para evitar que la suciedad acumulada en ellos a medida que lavamos la carrocería actúe como un abrasivo.

CUIDADO AL SECAR EL COCHE: si lavarlo requiere abundante agua y que mantengamos el cepillo o la esponja lo más limpios posible durante el proceso, el secado es todavía más complicado.

Si no lo secamos, quedará la marca de las gotas de agua cuando se evaporen. Y si lo secamos, cada vez que pasemos por la superficie la gamuza estaremos ‘puliendo’ la pintura.

Por ello, lo mejor es secarlo con un secador para coches o un soplador de aire. Si no es posible, debemos secarlo con una gamuza de excelente calidad, que absorba mucho sin necesidad de dar varias pasadas. Cuantas menos pasadas demos, menos desgastaremos la pintura.

OLVÍDATE DE CERAS NI PULIMENTOS: no debemos utilizar ceras ni pulimentos para proteger la pintura o para eliminar arañazos. Deberemos recurrir a productos específicos para acabados mate. Si no lo hacemos, arruinaremos el acabado mate.

DESINCRUSTA ANTES DE FROTAR: no frotes nunca con un trapo o cepillo. Para eliminar los mosquitos o las cacas de los pájaros, debes utilizar productos desincrustantes y mucha agua. Si sólo frotas con un trapo, una esponja o un cepillo, aunque lo hagas con cuidado y estén húmedos, estropearás el acabado mate.

USA PRODUCTOS ESPECÍFICOS: lo bueno de que empiece a estar de moda el acabado mate es que esto ha traído consigo la proliferación de productos específicos para su conservación. Su uso es altamente recomendable, tanto para la simple limpieza (jabones, esponjas…) como para su protección y mantenimiento (ceras, kits reparadores…).

Como ves, la pintura mate requiere de cuidados especiales y es más complicada de mantener de lo que podamos pensar…

Por eso, tanto si quieres dar un nuevo aire a tu coche con un acabado mate o si ocurre cualquier percance a la pintura mate de tu coche, lo mejor es confiar en los expertos en chapa y pintura, los profesionales de CertifiedFirst ¡Encuentra tu Certi más cercano!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *