Chasis autoportante o monocasco: qué es y qué ventajas aporta a la carrocería de tu coche

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

El chasis es una de las partes más importantes del vehículo, ya que si este falla, el coche será un peligro.En definitiva, es ese armazón metálico que sirve de soporte para el resto de elementos tales como suspensiones, motor, carrocería y el resto de componentes del automóvil.

Además de servir de soporte, el chasis o bastidor debe cumplir con ciertos requisitos para garantizar que todos los elementos permanecen en su lugar sin sufrir excesivas tensiones que los deterioren, siendo el mencionado armazón el que se encarga de absorber todos esos esfuerzos mientras mantiene cada elemento en su lugar.

En el parque móvil hay varios tipos, pero, en la actualidad, el autoportante o monocasco es el más usado en vehículos convencionales. El chasis debe soportar el peso de todo el conjunto, de los pasajeros y de la carga que deba transportar el coche, por lo que debe ser rígido, resistente e indeformable.

Por ello, estos han de tener una serie de características comunes:

  • Estructura muy rígida, pero capaz de absorber impactos y disipar la energía generada en los mismos.
  • Mayor resistencia a la torsión.
  • Producción en masa muy sencilla.
  • Estabilidad estructural.
  • Mayor ligereza.
  • Mayor espacio interior.

En cuanto a la seguridad, en caso de impacto la energía se distribuye uniformemente por toda la estructura, lo que redunda en beneficio de los ocupantes. De igual modo, es más sencillo crear estructuras deformables que cumplan esa misma misión.

Finalmente, el chasis monocasco permite un menor consumo al ser más ligero, además de permitir un mayor espacio interior gracias al menos espesor de su estructura inferior, algo que en el chasis de escalera no es posible.

Con la calculadora online de CertifiedFirst puedes obtener un presupuesto orientativo en función de los daños de tu vehículo y contactar con tu taller más cercano de la red de expertos en chapa y pintura para ponerla a punto.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *