Aluminio, fibra de carbono, acero y magnesio: la carrocería del nuevo Mercedes-AMG SL al descubierto

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

¿Alguna vez has visto un coche desnudo? Sin su pintura, sin su piel, el chasis al descubierto. Es complicado, porque esa imagen está solo reservada a unos pocos privilegiados como los ingenieros, diseñadores y los montadores de las firmas automovilísticas.

Sin embargo, este 2021, Mercedes ha dejado ver a uno de sus coches como pocas veces se hace: como el hombre le trajo al mundo. La firma germana ha permitido ver las entrañas de su nueva generación del Mercedes SL.

Será un modelo firmado por la división deportiva de la compañía de la estrella y, ahora, una serie de imágenes muestran con todo lujo de detalles la estructura y chasis.

El aluminio es el material protagonista, aunque en la construcción también se hará uso de fibra de carbono, acero y magnesio. Ello permitirá ofrecer una elevada rigidez torsional a la par que se mantiene un peso comedido. El resultado es un incremento de la rigidez torsional de un 18%.

Así, el peso de la carrocería pura, sin puertas, capó, tapa del maletero y demás componentes, ronda los 270 kilogramos.

Los componentes de aluminio fundido se utilizan en los puntos nodales donde las fuerzas se unen o donde las funciones están muy integradas, es decir, donde se deben transferir grandes fuerzas.

Los componentes fundidos tienen la ventaja de permitir la descarga específica de fuerzas y permiten variar localmente los espesores de pared de acuerdo con las cargas encontradas.

«El equipo de desarrollo en el área de diseño de nuestra carrocería se enfrentó a una tarea extremadamente atractiva, pero también desafiante: cuando nos encargaron llevar a cabo el desarrollo general del nuevo SL, comenzamos desde cero, por así decirlo, sin construir sobre ninguna estructura existente”, señala Jochen Hermann, director técnico de Mercedes-AMG GmbH.

El proceso de producción en serie del nuevo Mercedes-AMG SL tendrá lugar en Bremen (Alemania). Es decir, será fabricado en las mismas instalaciones donde en su día fue fabricado el modelo anterior.

El resultado es un incremento de la rigidez torsional de un 18%. Por cierto, hay que tener en cuenta que el vehículo debe acomodar todo el sistema descapotable que incluye un techo de lona multicapa.

Interior exclusivo

A nivel técnico estamos ante una importante «rotura» con respecto a la línea seguida hasta la fecha. Además, esta arquitectura hace viable el diseño interior de cuatro plazas en disposición 2+2.

Eso sí, es un vehículo no apto para gigantes, ya que que todo aquel que pase de 1,50 metros de altura tendrá dificultades para sentarse en los asientos traseros.

El conductor tiene a su disposición un panel de instrumentos completamente digital de 12,3 pulgadas y una pantalla de 11,9 pulgadas en la consola central que centraliza todo el infoentretenimiento. Esta última se puede ajustar electrónicamente en tres posiciones distintas para evitar los reflejos del sol.

Además, opcionalmente, el AMG SL puede contar con un head-up display. La luz ambiental del interior tiene 64 colores distintos.

¿Y tu coche? ¿Tiene una carrocería ‘especial’? Con la calculadora online de CertifiedFirst puedes obtener un presupuesto orientativo en función de los daños de tu vehículo y contactar con tu taller más cercano de la red de expertos en chapa y pintura para ponerla a punto.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *