PlantillaImagenPostsBlog

Una carretera en mal estado ha roto mi coche: ¿a quién y cómo reclamar?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Uno de cada diez kilómetros de nuestra red vial se encuentra en condiciones muy deficientes. Así se refleja en el último estudio realizado por la Asociación Española de la Carretera (AEC).

Un informe que ha repasado el estado de 3.000 tramos de 100 metros, 3 millones de metros cuadrados de pavimento, 3.000 señales verticales, 900 km de marcas viales.

La nota: insuficiente. Pero es que ninguna comunidad autónoma llega al aprobado, rozándolo sólo Extremadura (182) y País Vasco (178), con Asturias (99), La Rioja (93) y Aragón (93) a la cola.

La velocidad, el alcohol o un simple despiste provocan accidentes. A ello también se le puede sumar el estado del firme, ya que una carretera en mal estado puede provocar, como mínimo, daños en el vehículo y hasta originar un incidente que ponga en peligro la seguridad vial de todos los conductores.

¿Quién es responsable?

 La Constitución Española, artículo 106, establece el criterio general: “Los particulares, en los términos establecidos por la ley, tendrán derecho a ser indemnizados por toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, salvo en los casos de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos”.

Además de este artículo, la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial también lo regula en el apartado primero del artículo 57 que señala que “corresponde al titular de la vía la responsabilidad del mantenimiento de la misma en las mejores condiciones posibles de seguridad para la circulación, y de la instalación y conservación en ella de las adecuadas señales y marcas viales”.

Recuerda que, ante un accidente o una avería, has de, en primer lugar, proceder como siempre. Asegurarte de inmovilizar el vehículo en una zona segura, colocarte el chaleco reflectante y señalizar el coche averiado con los triángulos de emergencia.

El siguiente paso es llamar al 112 para pedir que los agentes de seguridad del estado se personen para levantar un atestado de los hechos e indicar el mal estado de la calzada, si esta es responsable de la avería o el incidente.

Asimismo, es recomendable que, si existen esos desperfectos, se fotografíen, ya que serán esenciales como pruebas junto con el atestado policial para reclamar a la Administración.

¿Y el seguro?

Si tienes un seguro a todo riesgo te abonarán los daños y será la compañía quien reclame al titular de la vía la correspondiente indemnización.

La gran mayoría de los seguros a terceros ampliados gozan de asistencia jurídica, normalmente hasta una determinada cantidad de dinero.

Pero y ¿si no está cubierto? Entonces, el conductor tendrá que identificar quién es el titular de la vía al que habrá que remitir un escrito donde se reclamen los daños.

En esta reclamación, el ciudadano tendrá que aportar un presupuesto, factura, tasación y, además, de detallar todo lo ocurrido aportando las pruebas que previamente se han recopilado.

Desde la recepción del texto, la Administración tiene 6 meses para emitir una respuesta. Si no la hay o es desestimada, el conductor dispone de otros 6 meses más para acudir a la vía judicial, momento en el que sí o sí necesitarás un abogado.

Si tu coche ha sufrido algún desperfecto en su carrocería, pide cita en tu taller Certifiedfirst más cercano y nuestros profesionales lo pondrán a punto para no tener ningún susto en la carretera.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>