¿Sabías que la Justicia acaba de cambiar el cálculo de las indemnizaciones por siniestros?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Desde el pasado mes de julio, el cálculo de las indemnizaciones en caso de siniestro ha cambiado. Este verano, la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha señalado un nuevo método por el cual las compañías aseguradoras deben establecer la cifra resultante para los perjudicados por un accidente.

Esta sentencia tiene como propósito el evitar «el enriquecimiento injusto» por parte del perjudicado al recibir una indemnización superior al valor del vehículo.

Según establece el texto judicial, “«el daño debe ser resarcido, pero en su justa medida, y no puede convertirse en beneficio injustificado para el perjudicado”, porque “el seguro no puede ser objeto de enriquecimiento injusto para el asegurado”.

Lo más habitual, hasta la fecha, es que las compañías de seguro indemnicen al perjudicado reparando su vehículo o restituyéndolo, si es imposible su reparación.

Coches viejos

Sin embargo, el parque móvil español ya está bastante envejecido y en algunos casos en coches con cierta antigüedad, el valor de este suele ser con frecuencia menor que el coste de la reparación.

Si eres el perjudicado y reclamas, hasta ahora la ley te ampararía y la compañía de seguros no tendría más remedio que asumir la reparación fuese cual fuese el coste.

Ahora, esta sentencia del Tribunal Supremo supone que se trata de enriquecimiento injusto por parte del perjudicado, así que se ha establecido un límite en la suma de la indemnización a la que estará obligada la compañía.

Entonces, en el caso en el que la reparación supere el valor del vehículo, el límite en dicha indemnización será el del valor venal o de mercado del vehículo más un porcentaje.

Para el cálculo de este es necesario tener en cuenta los trastornos que la búsqueda de un vehículo equivalente en el mercado de segunda mano (dificultad para encontrarlo, que su estado pueda ser incierto, etc.), así como los gastos administrativos que ello genera (transferencias, impuestos…).

Tanto si sufres un siniestro en carretera como si observas algún desperfecto en la carrocería de tu coche, no dejes pasar más tiempo y pide cita en tu CertiFiedFirst más cercano.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *