Qué pasa si cambio de color la pintura de mi coche ¿Tendré problemas en la ITV?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

El color de coche más común a nivel mundial es el blanco, con un 38% de conductores que se decantan por este color. De ellos, un 30% optan por un blanco sólido, mientras que el 8% restante prefiere el blanco perla. Tras él podemos encontrar otros como el negro y el gris, con un 18% y con un 12%, respectivamente.

A continuación, el informe también destaca otros como el plateado (12%) el azul (7%), y el rojo (5%). Sin embargo, los conductores pasado un tiempo deciden dar un giro de 180º a sus vidas y por ello pasa cambiar, quizá, el color del vehículo.

Para ello es tan sencillo como ponerse en las manos de los mejores expertos, buscar un taller CertifiedFirst, pedir cita y calcular el presupuesto en la calculadora online. Todo sin salir de casa y a golpe de clic.

¿A quién debo notificarlo?

Pero, antes de dar el paso de cambiar por completo el color al coche hay que hacerse varias preguntas y resolverlas, ya que puede ser más costoso de lo que parece. ¿Pasaré la ITV con el nuevo color? ¿Lo cubrirá el seguro?

Aunque puedan parecer preguntas obvias, no lo son tanto. Si se cambia el color del automóvil hay que contárselo a la Dirección General de Tráfico. Si no te has fijado, el permiso de circulación recoge la tonalidad del vehículo por si éste se ve involucrado en un accidente.

¿Y qué pasa con el seguro? Pues también tiene que estar avisado. La compañía con la que tengas tu seguro de automóvil tiene tanto tus datos como los de tu vehículo, y uno de ellos, precisamente, es el color de la carrocería. De hecho, utilizan toda esta información para calcular el precio del seguro.

Por eso, es mejor que avises a la compañía de seguros si vas a modificar el color de la pintura de tu coche para evitar problemas. Imagina que tienes un contratiempo y la aseguradora argumenta que ése no es el coche asegurado porque, según sus datos, es de otro color.

Reformas de importancia: lo que sí es… y lo que no

El momento de pasar la ITV es el verdadero examen para el vehículo. Un paso vital para garantizar la seguridad del conductor y de los que le rodean. En la Inspección Técnica de Vehículos no solo se mira el estado de la mecánica y el funcionamiento del automóvil.

No obstante, el cambio de color del coche no es ningún defecto en la ITV y, perfectamente, podrás superar la inspección aunque le hayas cambiado el color al vehículo. Lo que sí comprobarán los inspectores será si se ha realizado alguna reforma de importancia (pintar el coche no lo es).

Es decir, si incorporas elementos al vehículo que implican una alteración de sus dimensiones exteriores o montas neumáticos no homologados para dicho vehículo no tendrás más remedio que acudir a la ITV con las homologaciones y autorizaciones pertinente.

Por eso, si tienes dudas, lo más sencillo es consultar en tu CertifiedFirst de confianza o echar un vistazo a la 6ª revisión del Manual de Reformas que está en vigor desde el pasado 24 de octubre.

Tintar las lunas, modificar el sistema de escape, carrocería, alumbrado o suspensión, entre otros es considerada reforma de importancia por lo que el propietario estará obligado a pasar por la ITV en el plazo de 15 días y llevar consigo el proyecto técnico detallado de la reforma, el informe de conformidad emitido por un servicio técnico de reformas o por el propio fabricante del vehículo y el certificado del taller que realizó dicha modificación.

¿Y qué pasa si “me pillan sin la homologación”? Si no cumples con esta normativa te expones a recibir una multa por circular con algún elemento sin homologar o no autorizado (500 euros), que cuando llegue el momento de pasar la ITV, no la superes, o que en caso de accidente el seguro no cubra los daños por circular con un vehículo no homologado.

Si tienen algún golpe en su carrocería, con la calculadora online de CertifiedFirst puedes obtener un presupuesto orientativo en función de los daños de tu vehículo y contactar con tu taller más cercano de la red de expertos en chapa y pintura.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *