¿Conoces la historia que hay detrás del Ferrari F40 negro de Maradona?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Este mes de noviembre, Diego Armando Maradona fallecía en su Argentina natal a los 60 años. Un adiós temprano para uno de los futbolistas que ha dejado huella, incluso, para algunos, el mejor jugador de la Historia.

Un futbolista espectacular dentro de la cancha como dicen sus compatriotas y excéntrico fuera de ellas. Numerosos son los escándalos tras colgar las botas y también los caprichos de El Pelusa.

Estos llegaron incluso antes de dejar los terrenos de juego. En pleno auge de su carrera en 1986. Maradona tocaba el cielo tras llevar a Argentina a la cima del mundo tras ganar el Mundial de México.

El mundo estaba a sus pies y todos sus deseos eran órdenes hasta, incluso, cambiar el histórico rojo Ferrari a un F40, made in Maranello.

El Pelusa ya contaba en su garaje con un Testarossa negro. Un imponente vehículo italiano que alcanzaba los 300 kilómetros por hora en plenos años 80. Un prodigio de la marca de Il Cavalino Rampante.

15409361422097

Pero, los caprichos de Maradona no se quedaron ahí. Por esas fechas, Ferrari ya estaba cerrando los últimos detalles de su nueva gran apuesta el F40, que era la joya de la corona del 40 aniversario de la marca italiana.

Un deportivo superlujo de edición limitada y con un coste de 470.000 dólares. El precio no era un problema para la estrella argentina en plena efervescencia. El astro ya tenía un coche reservado para él, pero el jugador tenía una petición más: el color.

Con todo atado, Maradona pide que su F40 sea «nero» (negro), un color que no estaba previsto para la serie limitada del aniversario de Ferrari. Sin embargo, Enzo Ferrari accede y el coche del ya jugador del Nápoles es único y en negro.

Así, nada mas llegar a territorio italiano, recién proclamado campeón del mundo, Maradona baja del avión privado que le lleva a Nápoles y en la pista le esperaba su nuevo F40.

Sin embargo, esa maravilla, que encandiló al jugador argentino, se desvaneció al abrir las puertas. El interior del vehículo nada tenía que ver con las esperanzas del jugador.

Nada de lujo, nada de equipamiento… El F40 era un auténtico bólido de competición y sólo contaba con lo necesario para ser matriculado. Decepcionado, el Pelusa pidió devolverlo.

Finalmente, se quedó con el Ferrari F40 negro, pero porque consiguió que le sometieran a los cambios de equipamiento solicitados.

¿Tu coche es igual de atractivo? Si tienen algún golpe en su carrocería, con la calculadora online de CertifiedFirst puedes obtener un presupuesto orientativo en función de los daños de tu vehículo y contactar con tu taller más cercano de la red de expertos en chapa y pintura.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *