Koenigsegg Jesko

El coche con la pintura más cara del mundo: ¡cuesta lo que un Lamborghini Aventador!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Los apasionados de la velocidad, siempre con seguridad, y del motor, no escatiman en gastos a la hora de ampliar su flota de vehículos deportivos. Y más dentro del segmento de superdeportivos, ya que las cifras finales, al pasar por caja en el concesionario, son mareantes.

Hace ya, casi, dos décadas, la firma Bugatti rompió el techo del millón de euros con su Veyron de más de 1.000 caballos. Sin embargo, siempre hay quien da más, como en las subastas.

En este caso es Koenigsegg, cuyo Jesko —sí, el de las 34 capas de pintura— alcanza los 2,35 millones de euros y eso sin contar los impuestos que pueden poner la cifra total en los 3 millones, fácilmente. Y ya, ni hablamos de los extras que disparan el montante.

Los extras

Eso le ha pasado Manny Khoshbin, un coleccionista y supermillonario iraní, que se ha hecho con un Jesko y gracias a él sabemos los precios de los añadidos en este exclusivo hiperdeportivo sueco. Toma nota y prepara la tarjeta… ¡Ah! Y toma asiento, si quieres.

Un coche exclusivo merece, eso sí, un acabado único. La marca Koenigsegg te permite personalizar la pintura y ofrece, sin coste alguno, solo cinco colores sólidos. Pero, una vez puestos, la singularidad prima. Un acabado metalizado son solo 11.600 euros, casi la mitad del salario medio bruto anual en España.

Pero, si buscas algo más elegante y fino, un acabado perlado es el idóneo. La factura en este caso asciende hasta los 20.800 €. En CertiFiedFirst puedes calcular también el precio final de un lavado de cara de tu coche… Eso sí, más barato.

La moda de la fibra de carbono

Ahora, una de las modas en el mundo del automóvil es dejar la carrocería desnuda. Pero, tiene un precio y bastante alto. ¡Cuidado! Son seis cifras, lo que cuesta dejar al aire la piel del Koenigsegg Jesko: 250.000 euros.

Aunque, el extra más caro del Jesko Absolut es el acabado KNC (Koenigsegg Naked Carbon) que eleva la cifra hasta los 372.000 euros (precio del configurador americano que usa Khoshbin). Una cantidad que, por ejemplo, se acerca al Aventador de Lamoghini con todos los acabados.

Si quieres dar un toque exclusivo a tu coche y que sea la envidia de la ciudad, puedes acercarte a nuestros talleres o ver cuánto cuesta con nuestra calculadora online.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *