carroceria-antigua

Así han cambiado las carrocerías de los coches ¿Qué diferencias tienen?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Los coches han ido evolucionando con el paso de los años. Los gustos de los consumidores son distintos, la tecnología ha mejorado los procesos de fabricación y, sobre todo, se han cambiado los materiales en las cadenas de montaje.

Las diferencias entre los primeros coches y los actuales son abismales y quizá ocurra lo mismo con los que están por venir dentro de unas décadas.

Sin embargo, hay una cosa que permanece inalterable, de momento, y es que la carrocería es fundamental en la seguridad del vehículo.

Ya sabes que un cuidado óptimo de esta es vital para no tener sobresaltos durante cualquier viaje o trayecto en coche.

Coches de madera

Aunque ahora resulte una idea peregrina, los primeros coches eran de madera y acero. A principios del siglo XX, los vehículos combinaban paneles de acero sujetos a un bastidor de madera.

Al mismo tiempo que los motores iban cogiendo más fuerza, las carrocerías tenían que aguantar ese envite de potencia. Así fue cómo la madera fue dejando paso al acero. Aunque, en el interior aún se usaba ese material, pero, la verdad, revestido.

coche-antiguo

No obstante, esta elección también tiene una explicación y es económica. El acero, por aquella época, era un material al alcance de la mano y barato de explotar industrialmente. Además, su plasticidad y manejabilidad permitían obtener piezas de formas complicadas.

Con la madera era imposible realizar diseños que no fueran cuadrados o rectangulares. A principios del siglo pasado, las herramientas disponibles para el moldeado y manejo de estas piezas eran aún escasas.

Evolución en el S.XXI

Ahora hablar del acero en los coches empieza a ser cosa del pasado. Este material hace a los coches lentos, pesados y, por lo tanto, algo peligrosos para la circulación. La industria del automóvil ha ido creciendo y buscando otros elementos para aligerar la carrocería del vehículo.

Aunque en la actualidad, al acero convencional se han unido otros  (de Alta Resistencia, de Muy Alta Resistencia y de Ultra Alta Resistencia) más resistentes y más ligeros, también se apuesta por otros materiales como son el aluminio, los plásticos y, en menor medida, la fibra de carbono.

El primero de ellos conserva muchas similitudes con el acero si bien tiene algunas diferencias en su manipulación y soldadura. A la hora de volver a pintar un automóvil cuya piel es de aluminio sí que requiere algunas modificaciones en la preparación de la superficie, la imprimación y el masillado.

Por su parte, los plásticos requieren una manipulación diferente al acero así como productos especiales para su repintado.

Últimamente, la fibra de carbono es uno de los materiales que más éxito está cosechando en la industria de la movilidad, si bien su uso se reduce a vehículos de muy alta gama.

Además, su manipulación requiere de herramientas y conocimientos especiales. La fibra es habitual encontrarla en el chasis, así como en partes fundamentales como el techo, el capó o paneles.

Asimismo, los fabricantes de vehículos también las usan para la fabricación de elementos más  sencillos como piezas del interior o molduras exteriores.

Si tu también quieres tener una carrocería exclusiva con una pintura de calidad  y del S.XXI sólo tienes que pedir cita con los expertos de CertifiedFirst para poner a tono tu vehículo.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>