Cuatro motivos que hacen que la pintura de tu coche pierda su tono original (y cómo evitarlo)

Cuatro motivos que hacen que la pintura de tu coche pierda su tono original (y cómo evitarlo)

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Una de las elecciones más importantes a la hora de comprar coche, sea nuevo o de segunda mano, es el color. Y si pones tanto interés en este detalle ¿no sería lógico que siguieras prestando atención a la pintura durante toda la vida útil de tu coche o, al menos, mientras sea de tu propiedad? Uno de los peligros de la pintura de los coches es la decoloración, un proceso que puedes evitar con un buen mantenimiento pero que es imparable si no la cuidas ¿Sabes qué provoca la pérdida de color en la pintura de tu coche?

Cuatro agentes decolorantes peligrosos

Comprender cuáles son las causas más comunes de la decoloración de la pintura del automóvil puede ayudarte a evitarlas. Así, estos cuatro elementos son especialmente peligrosos y merecen toda tu atención…

La luz del sol

Incluso cuando el sol no parece brillar, los rayos ultravioleta pueden seguir siendo potentes y hacer que el color de la pintura se desvanezca. Los rayos del sol degradan el acabado de la pintura diseñada para protegerla. Este proceso acaba dejando la pintura expuesta y susceptible a daños y a la pérdida del color.

Además, con el sol llega el calor, que se absorbe y se almacena en el metal de la carrocería y también puede ser la causa de la decoloración. Por este motivo es porque las pérdidas de color suelen ser más evidentes en el techo, el capó y el maletero o portón trasero.

De este modo, siempre que sea posible, y como ya te hemos recomendado en muchas ocasiones, evita en lo posible estacionar el coche bajo la luz solar directa.

La sal

Otro enemigo invisible pero igual de devastador. Vivir cerca del mar está muy bien pero requiere algunas precauciones con nuestro coche si queremos que su pintura dure más tiempo como el primer día. Y es que la acción del salitre en el aire puede ser problemática y provocar que el color de la pintura de tu coche se vaya desvaneciendo hasta perder todo su brillo… y protección, el verdadero peligro.

No en vano, si dejas que la sal permanezca en la superficie de la pintura, encontrarás que el resultado será la oxidación. Esto no solo puede hacer que la pintura pierda su color, sino que también la dañará hasta el punto de que se pele y oxide la superficie que protege. Lo mismo sirve si vives en zonas de interior en las que el invierno es duro y donde la sal en la calzada es habitual durante meses.

Este problema tiene una fácil prevención: lavado frecuente y encerado dos o tres veces al año para crear una superficie protectora que impida que la sal (y cualquier otra suciedad) se pegue a la pintura.

El lavado manual es más respetuoso con la carrocería de tu coche.

Limpiadores abrasivos

El uso de soluciones y ‘herramientas’ incorrectas para limpiar tu coche puede provocar que el color de la pintura vaya perdiendo su color si se usan durante períodos prolongados. Y es que no todos los tipos de tela son adecuados para limpiar la carrocería de un vehículo, incluso si está muy sucia.

Por eso, no utilices nunca estropajos ni cualquier otro útil para limpiar que sea abrasivo, ya que esto puede provocar directamente la eliminación de las capas de pintura. Además, asegúrate siempre de utilizar productos de limpieza específicos para automóviles. Evita, en este sentido, cualquier producto que contenga productos químicos agresivos (nada de lavavajillas, por ejemplo).

La contaminación

Si vives en una gran ciudad es posible que el color de la pintura de tu coche haya ido perdiendo su lustre y no sepas el por qué. Pues, como todo, tiene su explicación. No las vemos, pero en la atmósfera hay una gran variedad de contaminantes y partículas tóxicas que flotan y que son peligrosas precisamente porque no son tan evidentes como otros ‘enemigos’ de la pintura.

De nuevo, si quieres evitar la pérdida de color de la pintura de tu coche y vives en áreas con mucho tráfico, practica un lavado frecuente de la carrocería de tu coche y compleméntalo con un buen encerado: evitarás la acción degradante que tienen esos agentes en la pintura.

La pintura del coche tiene una función de protección fundamental de la carrocería. Por eso es tan importante su cuidado. Y la pérdida de color es sólo un signo más de su debilitamiento…

Si percibes una pérdida de color en la pintura de tu coche, acude a un profesional para un repintado de la zona afectada. Y para hacerlo, confía en los expertos en chapa y pintura: los profesionales de CertifiedFirst. Encuentra tu taller de carrocería de confianza en nuestro buscador

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>