¡Ya estamos en verano! Básicos para que la carrocería de tu coche no sufra con el calor, la playa…

¡Ya estamos en verano! Básicos para que la carrocería de tu coche no sufra con el calor, la playa…

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Con el verano recién estrenado, el sol lo inunda todo y las camisetas de tirantes o de manga corta y las sandalias toman el relevo de la manga larga, el calzado cerrado… Y aunque este verano, disfrutar la playa será diferente, no por ello será menos ‘codiciada’, más si no vives cerca del mar. Sin embargo, ¿sabías que el salitre del mar y la arena de la playa pueden provocar la aparición de corrosión en la carrocería de tu coche? Y no son sus únicos enemigos en esta época…

Si eres habitual del blog de Certi es posible que conozcas algunos de los enemigos más peligrosos de la chapa y la pintura de tu coche y que, en verano, son especialmente peligrosos. No en vano, al salitre, la arena y el polvo, otros enemigos como los insectos, las cacas de pájaro, el calor… tienen en esta época su mayor ‘esplendor’. Por eso, es fundamental que cuides la carrocería para que, al llegar septiembre, haya pasado este exigente examen con buena nota.

Básicos para cuidar la carrocería en verano

Para ello, desde CertifiedFirst te recordamos cuáles son los básicos a poner en práctica estos meses…

#1 Lava tu coche con frecuencia

Este buen hábito aporta muchos beneficios a la pintura y la carrocería de coche. Lo ideal es hacerlo una vez por semana (con mayor frecuencia si pasamos mucho tiempo en zonas de playa), utilizando siempre productos específicos.

Eso sí, evita lavarlo en las horas de más calor y tampoco seques el coche al sol. Y apuesta por el lavado manual frente  a los túneles de lavado con rodillos, que pueden rayar la pintura.

#2 Encéralo y estará más protegido

Para completar el cuidado de la carrocería, el verano es un buen momento para aplicar ese encerado que recomendamos que hagas, al menos, una vez al año. Así la pintura estará más protegida.

#3 Evita el sol: busca la sombra

La exposición al sol y los cambios de temperatura afectan al brillo e intensidad de la pintura ¿Cómo evitarlo? Busca sitios bajo techo o a la sombra. Y si el coche va a estar parado mucho tiempo a la intemperie, valora cubrirlo con una lona.

#4 Retira restos de insectos y ‘cacas’ de pájaros

Las deposiciones de las aves y los restos de insectos que se quedan pegados a la carrocería pueden dañar la pintura. Como norma general, límpialos cuanto antes para evitar daños irreversibles. Más aún en verano que, con el calor y el sol, el proceso puede acelerarse.

Protege la carrocería de tu vehículo de la arena y el agua marina

#5 En la playa…

Para muchos, la costa es su destino elegido para sus vacaciones, pero allí, la arena y el salitre del mar jugan contra nuestro automóvil. La mayor salinidad de los ambientes marinos favorecen la corrosión y el polvo y la arena acumulada en la carrocería también pueden provocarle daños. Por eso, evita circular por arenales o zonas en las que se acumule arena. Y al eliminarla, aplica abundante agua: nunca frotes.

#6 …Y con la resina y melaza de los árboles

Cuidado con dónde buscas la sombra en tus escapadas a la montaña. La resina es una secreción espesa, pegajosa y anaranjada de las coníferas (especialmente, pinos, enebros, sabinas y abetos) y que también ataca a la pintura de tu coche. De igual forma, la melaza (sustancia también pegajosa, que aparece en la superficie de las hojas, normalmente, por la presencia de pulgón) también afecta de forma negativa a la carrocería de tu vehículo.

#7 Repara cuanto antes golpes e imperfecciones

Cada pequeño golpe, grieta o arañazo en la carrocería, por insignificante que parezca, debe ser reparado lo antes posible. Y no solo por estética, sino porque dichas zonas son más vulnerables y propensas a que se originen problemas mucho más graves, como la corrosión.

#8 El interior también sufre

El sol y el calor no sólo ‘atacan’ a la pintura: plásticos y gomas de la carrocería del coche también sufren y se degradan por la exposición prolongada al sol. Especialmente pueden sufrir desgaste prematuro el salpicadero y la tapicería de los asientos, por lo que un buen consejo es emplear un parasol.

Además, también evitaremos el sobrecalentamiento del habitáculo, de manera que no sólo nos encontramos con una temperatura más llevadera cuando regresamos al coche, también conseguiremos que el sistema de climatización tenga que hacer un menor esfuerzo (ahorrando combustible) para refrescar el ambiente.

¿Preparad@ para este verano? ¡Disfruta! Y que tus vacaciones no estropeen la carrocería de tu coche. Sigue estos consejos para cuidarla en verano.

Y si necesitas realizar alguna reparación de chapa o pintura también en verano puedes utilizar nuestra calculadora de presupuestos para pintar el coche o encontrar tu taller ‘Certi’ más cercano aquí.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>