La carrocería del primer Mustang que no es un deportivo (o casi) ni tiene un motor gasolina

La carrocería del primer Mustang que ni es un deportivo (o casi) ni tiene un motor gasolina

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Hablar de Mustang es hablar de deportivos, adrenalina, gasolina… Y es que si hay un deportivo ‘de calle’ mítico y fabricado en los Estados Unidos ese es el Ford Mustang (con permiso de los Chevrolet Corvette y Camaro o del Pontiac Firebird, por ejemplo). Sin embargo, los tiempos cambian y la marca se adapta a los nuevos tiempos rompiendo el molde con un coche que nada tiene que ver con los Mustang que pisan el asfalto desde hace casi 60 años…

Mustang, el nacimiento de un mito

Tras la II Guerra Mundial, frente a una Europa muy golpeada por el conflicto, los Estados Unidos avanzaban a un ritmo de vértigo…. y con ellos su automoción. El mercado estadounidense gozaba de grandes y potentes automóviles, con buen diseño, comportamiento, alta tecnología y prestaciones.

En esa época nace el Chevrolet Corvette, el gran superdeportivo norteamericano, que pronto tuvo su competidor en el Thunderbird de Ford. Sin embargo, y a pesar del éxito de éste, a comienzos de los años 60 empezó a perder atractivo.

Mustang presentado en la Feria Mundial de Nueva York en 1964

Fue entonces cuando Ford se pone manos a la obra y en 1964 presenta en la Feria Mundial de Nueva York el Mustang, que toma su nombre de los caballos salvajes norteamericanos (cimarrones) —de ahí su emblema—, descendientes de los caballos que los conquistadores españoles llevaron a América a partir del siglo XVI, de raza andaluza, árabe o hispano-árabe.​

Desde entonces, este modelo ha hecho gala de ese espíritu salvaje, que le he permitido seguir en el mercado hasta hoy —en agosto de 2018 alcanzó las 10 millones de unidades producidas en EE. UU.—. Por entonces, Ford ya había vendido más de 38.000 unidades en Europa desde que salió a la venta por primera vez en el continente en 2015 —antes sólo llegaban de importación—. En 2017, Mustang superó en ventas al Porsche 911 en 13 mercados europeos, incluida España.

Uno de los grandes exponentes de los llamados ‘muscle cars’ — coches con rasgos deportivos y ‘musculosos’ muy llamativos y de aspecto ‘agresivo’, con un motor muy potente y un precio relativamente asequible—, lo habíamos visto hasta ahora en carrocerías de dos puertas cupé, fastback y ‘convertible’ (o descapotable). Pero eso era hasta ahora…

Del Mach 1 al Mach-E

Si algo va íntimamente unido a Mustang (a parte de Ford, cuyo logo desapareció a principios de los 70 de la parte delantera del capó) es Mach One o Mach 1, denominación tomada de la aviación y que equivale a la velocidad del sonido.

Este nombre, Mach 1, fue sinónimo de muy altas prestaciones dentro de la gama Mustang. Tantas que allá por 1969, cuando nació la primera generación que recibió ese apellido como una versión ‘high performance’ ideada para las pistas, si bien no era capaz de romper la barrera del sonido, sí pudo firmar casi 300 récords de velocidad y resistencia en diversas competiciones.

El Mach 1 estuvo en el mercado hasta 1979, aunque la marca recuperó esta denominación brevemente entre 2003 y 2004, y volverá a retomarla, si no hay cambios, a partir de 2021.

Entre los rasgos especiales de aquella primera versión estaban los redondos faros secundarios dentro de la parrilla, su capó en un acabado de color oscuro distinto al resto de la carrocería (en la versión 2021 de forma más sutil incluso en lo que se refiere a las tomas de aire) o, también presente en una franja lateral, los generosos alerones frontales y traseros o sus llantas especiales.

Así es el primer Mustang eléctrico

Pues bien, de este nombre emblemático sale el del modelo disruptivo de Mustang: Mach-E, el primero que no es un deportivo (aunque sólo en apariencia que no en prestaciones) y que no monta un motor de gasolina (es 100% eléctrico). Una apuesta tan interesante como arriesgada.

Y es que, con el Mach-E, Mustang se sube al carro de los SUV de lujo (aunque a un precio más asequible, como es tradición en la marca), con un motor pensando en la movilidad del futuro. De este modo, por primera vez en 55 años, Ford amplía la gama Mustang con un modelo totalmente eléctrico que se une a los Mustang cupé, al convertible (descapotable) y a las ediciones especiales.

Así, el Mach-E reinterpreta el ADN deportivo del Mustang en una carrocería más alta con silueta SUV, aunque mantiene su carisma. Destaca por la originalidad del frontal, las formas agresivas y ‘musculosas’ del lateral, y el trazo en arco del techo, que culmina su línea cupé e integra el portón trasero.

Ford Mustang Mach-E

El primer Mustang eléctrico es amplio: mide 4,71 metros de largo, —como un Audi Q5 (4,67)—, y tiene cinco plazas y dos maleteros, uno delante de 100 litros, y otro atrás de 402 que llega hasta 1.620 si se pliegan los asientos.

Cuando llegue al mercado a finales de 2020, el Mach-E estará disponible con opciones de baterías estándar y de autonomía extendida, ya sea con tracción trasera o total accionada por motores de imanes permanentes.

El Mustang Mach-E equipado con batería de autonomía extendida y tracción trasera tiene una autonomía de conducción puramente eléctrica de hasta 600 km. Y en las configuraciones de autonomía extendida con tracción total, apunta a una potencia de 337 CV y un par de 565 Nm2.

Además, también se ofrecerá una versión especial ‘performance’, el Mustang Mach-E GT, que tiene, además de una potencia estimada de 465 CV y 830 Nm de par, una parrilla frontal diferente por cuestiones aerodinámicas.

Como ves, el espíritu deportivo del Mustang no se pierde con el Mach-E. De igual forma, tú tampoco puedes perder la oportunidad de cuidar la carrocería de tu coche en los talleres CertifiedFirst, los expertos en chapa y pintura ¡Encuentra tu Certi, busques donde busques un taller!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>