¿Sabes dónde va ubicado el último airbag desarrollado para coche?

¿Sabes dónde va ubicado el último airbag desarrollado para coche?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Si eres habitual del blog de CertifiedFirst, ya sabes que la carrocería de tu coche es un elemento fundamental en tu seguridad. Asimismo hay otros componentes que juegan un papel clave en la seguridad pasiva de tu vehículo como el cinturón de seguridad y el airbag. Este, en caso de colisión, se activa para proteger a los ocupantes. Desde que se incorporara el primero en un vehículo de serie han pasado más de cuatro décadas, un tiempo en el que este elemento ha ido evolucionando y multiplicándose dentro del coche…

Inicialmente estaba disponible —como opción— el airbag del conductor, ubicado en el volante. Después se añadió el del acompañante y, más tarde, los laterales, de cortina, así como de rodilla. En 1992, solo un 2% de los coches matriculados en Europa contaba con este sistema de protección. Sin embargo, los datos cambiaron totalmente a partir de 2006, cuando se hizo obligatorio que todos los vehículos nuevos equiparan de serie airbags frontales.

La aviación dio la pista

La idea del airbag se remonta a la II Guerra Mundial, cuando los pilotos de cazas se dieron cuenta de que sus chalecos inflables amortiguaban ciertos impactos. Así, de ellos surgió el aplicar bolsas de aire desplegables que minimizasen los daños de los ocupantes de vehículos por golpes contra el salpicadero, primero, y las puertas o el techo, después, tras un accidente.

El sistema airbag en un vehículo se compone principalmente de una serie de detectores de impacto, situados normalmente en la parte interior del vehículo, aunque cada vez hay más sensores distribuidos por todo el vehículo de manera que no se produzcan errores en su activación.

airbags

Junto a ellos tenemos los dispositivos de inflado, que gracias a una reacción química producen en un tiempo muy reducido una gran cantidad de gas (de un modo explosivo), además de las bolsas de nylon, infladas normalmente con el nitrógeno resultante de la reacción química.

En caso de colisión, su función es amortiguar el impacto de los ocupantes del vehículo contra el volante, el panel de instrumentos, el parabrisas, las ventanillas, el techo… Se estima que en caso de impacto frontal, su uso puede reducir el riesgo de muerte en un 30%.

Aunque el imaginario colectivo dice que el primer modelo que lo incorporó fue el Mercedes-Benz Clase S W126 de 1981, lo cierto es que ese honor recae en el Oldsmobile Toronado de 1973.

Lo último: el airbag central

Más allá de cumplir con lo que establece el reglamento, las marcas apuestan por el desarrollo de nuevos dispositivos que incrementen la seguridad a bordo de sus automóviles. Y el último ejemplo lo encontramos en el airbag lateral central, que protege la cabeza de los ocupantes de la primera fila.

Este desarrollo, que Hyundai presentó a finales de 2019, que también han anunciado para un futuro próximo Kia y Toyota, y que Honda va a estrenar en el nuevo Jazz, busca cubrir un desafío pendiente: proteger a los usuarios del vehículo de los impactos que pueden sufrir entre ellos.

Airbag lateral

De este modo, su misión es evitar que el piloto y el copiloto se golpeen entre sí en caso de accidente, algo que puede ocurrir en diversas situaciones de un siniestro y, sobre todo, con la sacudida que causa un impacto lateral fuerte.

Este airbag se esconde en el interior del asiento del conductor y, al desplegarse, forma una curva en el lateral interior que recoge a su ocupante y genera una superficie blanda que se interpone entre él y quien viaja a su lado. Una correa de sujeción mantiene la forma del airbag y soporta el peso del pasajero.

Se calcula que este elemento reducirá en un 80% las lesiones en la cabeza causadas por los pasajeros que chocan entre sí. Según la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles, la tasa de daños secundarios causados por este tipo de colisiones o por choques con materiales interiores es de alrededor del 45%.

Airbag hasta para la carrocería

La primera patente de un airbag data de 1952 y, en siete décadas de desarrollo, ha evolucionado de forma considerable, sobre todo en diversidad de modelos. Los ingenieros han creado numerosas versiones destinadas a proteger distintas partes del cuerpo, y los avances han llegado incluso al exterior del vehículo.

zf carroceria airbag

No hace mucho vimos un airbag externo que se despliega sobre la carrocería cuando los sensores detectan un impacto inminente. Aunque se trataba sólo de prototipos, ZF, la empresa que ha desarrollado uno de ellos (el otro corrió a cargo de Volvo y TRW), preveía que para 2021 los coches empezarían a montar airbags externos ¿Lo veremos?

El objetivo de estos airbags no será tanto proteger la chapa y pintura de los vehículos, como evitar daños en las personas que viajen en ellos. Y para cuidar la carrocería de tu coche, los expertos, los talleres CertifiedFirst ¡Encuentra el tuyo!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>