Los conductores que más riesgo tienen de sufrir accidentes de tráfico

Los conductores que más riesgo tienen de sufrir accidentes de tráfico

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

¿Qué influye a la hora de sufrir un accidente de tráfico? Factores como la experiencia, el tipo de vehículo que conducimos, las condiciones físicas y psicológicas del conductor, así como otros elementos externos (el estado de la calzada, las condiciones meteorológicas…) determinan el grado de posibilidad de vernos involucrados en un siniestro. También la edad, tanto del conductor como del vehículo, parece jugar un papel determinante…

La población española ha envejecido en los últimos años. Entre 2007 y 2016, los mayores de 65 años pasaron de representar el 16,5% al 18,9% del total. Además, en 2007 el 33,9% de los mayores de 65 años conducía, una cifra que se elevó al 43,4% en 2016, lo que representa una evolución que adelanta que en los próximos años habrá una población más envejecida y conduciendo por más tiempo.

A más edad (coche y conductor), mayor riesgo…

Estos son algunos datos recogidos en el estudio ‘Longevidad de los conductores y antigüedad de los vehículos: impacto en la severidad de los accidentes’, publicado en la revista Anales del Instituto de Actuarios Españoles, que concluye que los conductores de más de 75 años y que conducen vehículos con una antigüedad superior a 12 años son los que tienen un mayor riesgo de sufrir un accidente de tráfico fatal.

Así, el informe señala que la combinación de una elevada antigüedad del vehículo con un conductor de edad avanzada incrementa de forma significativa la probabilidad de sufrir un accidente de graves consecuencias. En este sentido, el texto recuerda que los vehículos nuevos “son más seguros”, al incorporar nuevas tecnologías y disponer de sistemas de asistencia a la conducción que recortan el número y la gravedad de los accidentes viales.

Pero los ‘senior’ no son los que tienen más accidentes

En el detalle de los datos aportados por el estudio, se observa cómo en el 59,8% de los accidentes, el conductor tiene menos de 65 años y conduce un vehículo de, como máximo, 12 años de antigüedad. Mientras, en el 31,4%, el conductor tiene menos de 65 años pero conduce un vehículo antiguo de más de 12 años.

Por su parte, en el 8,8% de los accidentes el conductor es mayor de 65 años; en un 4,8% conduce un vehículo de hasta 12 años de antigüedad, mientras que en el 4% restante se trata de un vehículo antiguo, de más de 12 años.

De entre los conductores que circulan con vehículos de hasta 12 años, un 50% conduce vehículos de más de 8 años de antigüedad y ello tanto para los conductores de menos de 65 años como para los conductores de esa edad o mayores.

En el caso de los vehículos más antiguos, de más de 12 años, un 50% de los conductores involucrados en un siniestro conducían vehículos de más de 16 años en el caso de conductores de menos de 65 años. Mientras, esta cifra ascendía a los 17 años de antigüedad en el caso de los conductores de más de 65 años.

Cabe destacar que, del total de accidentes que sufren los conductores de más de 65 años, el 86,6% son accidentes de carácter leve, según el mismo informe.

Rejuvenecer el parque para mejorar la seguridad

A juicio de los responsables del informe, “rejuvenecer el parque automovilístico entre los conductores mayores se antoja especialmente necesario para reducir la siniestralidad vial”,

Además, destacan que dicho rejuvenecimiento del parque automovilístico entre los conductores veteranos mejoraría la seguridad vial y motivaría el impulso de la movilidad y vida independiente entre el colectivo de personas de mayor edad.

¿Daños en la carrocería? Soluciónalos cuanto antes

Como ves, son muchos los factores que influyen en un accidente si bien la edad tanto del vehículo como del conductor son determinantes. No obstante, si hay algo que es común sea cual sea la edad del conductor y del vehículo, es que conducir requiere respetar las normas y circular con un vehículo en buenas condiciones tanto mecánicas como en su carrocería.

Y es que las imperfecciones y deformidades, además de afear tu coche, comprometen tu seguridad vial, por no decir que pueden complicar tu paso por la ITV llegado el momento. Por eso, lo mejor es reparar cualquier golpe de chapa cuanto antes. Y hacerlo con la mejor calidad posible.

Y para reparar la carrocería de tu coche, en ningún sitio mejor que en tu taller ‘Certi’ más cercano ¡Encuéntralo! Asimismo, puedes concertar tu visita a tu taller experto en chapa y pintura de confianza pinchando en este enlace ¡Pide cita ahora!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>