Las carrocerías del Toyota Celica: el deportivo japonés cumple medio siglo

Las carrocerías del Toyota Celica: el deportivo japonés cumple medio siglo

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

En abril de 2006, tras 7 generaciones y más de 4 millones de unidades vendidas en todo el mundo, Toyota cesó la producción del mítico Celica. Con su desaparición se marchaba uno de los emblemas de la marca japonesa, que ‘congelaba’ su apuesta por los deportivos. Así evolucionó en sus más de 35 años de historia…

Presentado en el Salón de Tokio de 1970, y después de tres años de diseños, el Celica llegaba al mercado en 1971, uno de los cupés más célebres gracias a su diseño, y a sus victorias en el Mundial de Rallys (WRC) a principios de los años 90, con el español Carlos Sainz al volante.

Este cupé 2+2, cuyo nombre es sinónimo de ‘celestial’, supuso para Toyota volver a poner el foco en los ‘specialty cars’, combinando diseño y alto rendimiento a un precio al alcance de los conductores más jóvenes.

Toyota Celica 1970

1ª generación (1971-1977)

Desarrollado a partir de la plataforma del Carina, el Celica ofrecía una combinación de motores y respuesta dinámica que fue una fórmula de éxito también en la competición, ya que fue el modelo con el que se dio forma al Toyota Team Europe (TTE), centro de las actividades deportivas de la marca en las siguientes décadas.

En abril de 1973 llegó una segunda variante, el Celica Liftback, que ofrecía una carrocería cupé de tres puertas para satisfacer la creciente demanda de clientes que querían un Celica más práctico para realizar actividades al aire libre. Gracias a su gran portón trasero y los respaldos de los asientos posteriores abatibles, permitía transportar objetos voluminosos.

2ª generación (1977-1981)

Tras más de un millón de unidades vendidas llegó la segunda generación en agosto de 1977. De nuevo con el Toyota Carina como base, el nuevo Celica se ofrecía con carrocería cupé de dos puertas y ‘liftback’ de tres puertas, creciendo en tamaño, tanto en longitud como en anchura.

Un par de años después, la segunda generación sufrió una ligera actualización estética: los cuatro faros redondos fueron sustituidos por otros cuatro de forma rectangular, quedando integrados a ambos lados de una nueva parrilla frontal.

3ª generación (1981-1985)

Con un diseño en forma de cuña, la tercera entrega presentaba afilados contornos y superficies planas. Su rasgo más característico eran los faros elevables y semirretráctiles, de forma que cuando no estaban en uso se integraban en la carrocería, lo que reducía el coeficiente aerodinámico y daba lugar a un frontal más uniforme.

El diseño interior también fue revolucionario, con un ambiente futurista presidido por un cuadro de instrumentos totalmente digital y, en algunas versiones incluso, sistema de navegación, uno de los primeros del mundo del automóvil.

Toyota Celica 1985

4ª generación (1985-1989)

En 1985 se presentó la cuarta generación, que pasaba de tener tracción trasera a tracción delantera y a ofrecerse únicamente con carrocería cupé ‘liftback’. Con líneas mucho más redondeadas y un destacado coeficiente aerodinámico (0,31), el interior mantuvo su seña de identidad con instrumentación digital, ahora más futurista gracias a los gráficos en color.

A finales de 1986 se presentó el Celica GT-Four, variante de tracción total con motor de 185 CV y turbocompresor, base para que Toyota lograra, años después, el título del WRC. Tras completar el calendario completo del Mundial en 1988 y firmar varios podios y una victoria (Rally de Australia) en 1989, el TTE y Carlos Sainz lograron el título en 1990, en su segundo año juntos.

Ese fue el primero de muchos éxitos del Celica GT-Four, ya que con él Toyota sumó en pocos años 29 victorias y 6 títulos, dos de constructores y cuatro de pilotos.

5ª generación (1989-1993)

Mientras el Celica GT-Four basado en la 4ª generación cimentaba la que posteriormente sería una gran trayectoria en el WRC, en 1989 Toyota lanzó la quinta generación del modelo de calle, la más recordada en España gracias a Carlos Sainz. De diseño todavía más redondeado, su tamaño era algo mayor.

En 1992 vio la luz el Celica GT-Four RC, comercializado en otras regiones como Celica Carlos Sainz como homenaje al piloto madrileño con el que Toyota logró los títulos del WRC en 1990 y 1992. Fue una edición especial limitada a 5.000 unidades, de las que únicamente 150 llegaron a España.

Esta variante se diferenciaba del Celica GT-Four por diferentes ajustes en el motor, entre ellos un ligero aumento de potencia, el chasis, y la carrocería, con una imagen aún más deportiva.

Toyota Celica 1994

6ª generación (1993-1999)

Lanzada en 1993, supuso el regreso de los cuatro faros redondos en el frontal. Se mantenían las líneas redondeadas pero llegaba una nueva plataforma, que incrementaba la rigidez y reducía el peso. Incluso con una carrocería más resistente, los ingenieros de Toyota bajaron el peso del conjunto en 90 kg.

Igual que en la generación anterior hubo una variante descapotable, en este caso con capota de lona con un nuevo sistema de accionamiento eléctrico, que permitió incrementar el volumen del maletero y el espacio trasero en el habitáculo, llegando a cotas similares a las de la variante de carrocería cerrada.

7ª generación (1999-2006)

Cuando se lanzó, nadie pensaba que sería la última. Presentado como prototipo (Toyota XYR Concept), en el Salón de Detroit en enero de 1999, fue toda una revolución a nivel diseño.

Con un guiño al perfil en forma de cuña de la tercera generación, el que sería el último Celica presentaba una imagen angulada, con una larga distancia entre ejes y las ruedas muy cerca de los extremos de la carrocería. Se comercializó sólo en versión ‘liftback’ porque, desde el principio del proyecto, Toyota decidió no desarrollar versión descapotable ni de tracción total.

En 2006, Toyota cesó su producción desapareciendo los deportivos de su gama… hasta la llegada del Toyota GT86 seis años después. Ya en 2019 la marca revivió al Supra (desaparecido en 2002), ahora como GR Supra, primer modelo GR global de Toyota Gazoo Racing.

¿Qué Celica te traerías a nuestros talleres CertifiedFirst para cuidar de su carrocería? ¡Encuentra a tu experto en chapa y pintura más cercano!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>