Las berlinas de Peugeot cumplen 100 años y estas son las carrocerías más recordadas

Las berlinas de Peugeot cumplen 100 años y estas son las carrocerías más recordadas

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Durante gran parte del siglo XX, Peugeot fue especialista en un tipo de coche muy concreto: las berlinas. Gracias a ellas, cimentó su reputación. Hace ya cien años, el fabricante francés lanzaba su primer automóvil después de la I Guerra Mundial. En este post, hacemos un ‘viaje’ por un siglo de las berlinas de la marca

Peugeot Type 156 (1920-1923)

Su elegancia supuso la primera incursión de la marca en el Palacio del Elíseo, ya que el presidente francés Alexandre Millerand lo eligió como coche oficial. Además de equipar un innovador motor con válvula de camisa y alcanzar los 90 Km/h, otra característica era que estaba disponible en 4 y 6 plazas.

Este modelo, además, fue el turismo con el que Peugeot inició sus pruebas con motores diésel. Su sucesor, el Type 174 (1923-28) también encontró una clientela ilustre entre los actores y cantantes de la época.

Peugeot 402 (1935-1941)

La serie “4” dio sus primeros pasos con el efímero 401, que se produjo entre 1934 y 1935 pero que dejó un importante legado: técnico (con dos ruedas delanteras independientes que mejoraban el comportamiento en carretera); y por su versión Eclipse (el primer descapotable con techo metálico retráctil).

Peugeot 402

Le siguió el 402, recordado por su perfil redondeado, sus líneas curvas y fluidas, que le enmarcan en la tendencia Streamline Moderne del Art Decó. Además, sus faros detrás de la calandra le dieron un aspecto inconfundible. Disponible en 8 configuraciones de carrocería, ofrecía la posibilidad de cambio automático, opción reservada entonces a los automóviles más lujosos.

Peugeot 403 (1955-1966)

Tras la II Guerra Mundial, el mercado se concentró en vehículos comerciales y en turismos pequeños o de gama media, como el Peugeot 203. Hubo que esperar 10 años para el regreso de la marca a las berlinas con el 403 (1955-66).

Estaba disponible en carrocerías berlina de 4 puertas, cabriolet de 2 puertas, familiar (introducido en 1958 y que agregaba una tercera fila de asientos) de 5 puertas, y un pickup de dos. Precisamente, un Peugeot 403 Grande Luxe Cabriolet de 1959, fue el que dio fama al modelo gracias a la serie televisiva del detective Colombo.

Sin embargo, en una época en la que el diseño del automóvil estaba en plena efervescencia, su carrocería tipo pontón se quedó algo pasada de moda frente a las alternativas de la competencia.

Peugeot 404 (1960-1991)

Por ello, en tiempo récord, la marca desarrolló un modelo totalmente nuevo, con una estética en línea con las últimas tendencias del momento y que incorporaba importantes novedades tecnológicas: el 404, que acabaría siendo uno de sus modelos más longevos. Fue uno de los primeros turismos de serie en ofrecer motores de inyección de gasolina. Además, también contaba con una versión diésel cuando muy pocas marcas ofrecían esa posibilidad.

El éxito del 404 cruzó fronteras y océanos: se fabricó en países como Francia, Argentina, Canadá, Chile, Australia, Madagascar o Kenia. Fue el modelo que cimentó el prestigio de la marca en África, donde aún se sigue utilizando como taxi en algunas ciudades, también porque, aunque su producción en Europa cesó en 1975, en Argentina se siguió fabricando hasta 1981 y en Kenia, hasta 1991.

Peugeot 504 (1968-1990)

A finales de los 60, la marca abría su gama con la serie “5”: llegaba el 504, que rompió moldes por su estética peculiar, firmada por Pininfarina, que acabaría por dejar su sello en todos los modelos posteriores de la marca.

Peugeot 504

Sus faros trapezoidales, inspirados en los ojos de Sofía Loren, y la forma de su capó causaron sensación en el mercado como demuestran sus casi cuatro décadas de vida comercial, ya que se mantuvo en el mercado hasta 1987, cuando se dejaron de fabricar las versiones sedán y familiar (hasta 1990 la versión pick-up). Por todo, no extraña que fuera elegido Coche del Año en Europa en 1969.

Peugeot 505 (1979-1997)

El 505 hizo historia por ser la última gran berlina de la marca con propulsión trasera. Con un exterior audaz y dinámico, diseñado también por Pininfarina, y un interior obra de Paul Bracq, conocido por sus trabajos en Mercedes y BMW entre los años 50 y 70, el 505 se comercializó entre 1979 y 1997 (hasta el 91 en Europa).

En estas casi dos décadas, superó los 1,3 millones de vehículos producidos, logrando un éxito comercial en mercados como el estadounidense. Disponible en carrocería sedán y familiar, el 505 fue usado como ambulancia, coche fúnebre, coche de policía, y hasta vehículo militar.

Peugeot 405 (1987-2001)

Su sucesor, el 405, con rasgos estéticos inspirados en otro mito de la marca, el 205, incorporaba novedades, como los frenos ABS o un motor turbodiésel de 90 CV. También contó con una versión de tracción integral, además de 2 versiones deportivas, Mi16 y T16, y la familiar ‘Break’.

Peugeot 405

Su producción total en Europa rondó los 2,5 millones de unidades, dejándose de producir en el Viejo Continente en 1997 (en 2001 en Argentina y Chile). No obstante, gracias a que su diseño fue licenciado para su fabricación en Asia, aún hoy continúa en producción en países como Irán.

En lo deportivo, la versión T16 ganó el Rally Dakar en 1989 y 1990, así como la subida a Pikes Peak en 1988 y 1989.

Peugeot 406 (1995 y 2005)

Las berlinas de la marca entraron en el siglo XXI a bordo del 406, que protagonizó la saga ‘Taxi’, del francés Luc Besson ambientada en las calles de Marsella y que dio a conocer a una jovencísima Marion Cotillard.

En la cuarta entrega, el 406 cedería el testigo a su sucesor el 407, modelo disponible, como su antecesor, en carrocerías berlina, familiar y coupé, y que se mantuvo en el mercado apenas 6 años a la venta, hasta 2011.

Peugeot 508 (desde 2011)

Ese año 2011, la marca dio un paso adelante con el sucesor del 407: la primera generación del 508, que destacaba por sus líneas más curvas y por ser 10 cm más largo: la carrocería de cuatro puertas medía 4,79 m de largo, dos centímetros menos que que la versión familar SW (4,81 m).

La segunda generación del 508 llegó 2018, con líneas más afiladas y una arquitectura baja y compacta, lo que le acerca a deportivos y  coupés.

Las berlinas y sus carrocerías evolucionan, lo que no cambia es la necesidad de cuidarlas y no sólo por estética. Recuerda que en CertifiedFirst somos los expertos en chapa y pintura ¡Encuentra tu Certi de confianza!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>