¿Sabes qué es la reserva de dominio de un coche y por qué debes cancelarla si no lo has hecho?

¿Sabes qué es la reserva de dominio de un coche y por qué debes cancelarla si no lo has hecho?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

¿Has adquirido un vehículo y lo has financiado? Entonces te interesa este post. Y es que muchos conductores que compran un coche (nuevo o usado), optan por financiarlo para pagar la cuantía total de un modo más cómodo. Es aquí cuando la entidad bancaria o financiera incluye la reserva de dominio…

¿Qué implica la reserva de dominio?

Esta cláusula, desconocida para la mayoría de conductores, implica que la entidad será técnicamente la propietaria del vehículo hasta que el comprador salde la deuda total. Por ello, mientras esté en vigor, el comprador no tendrá plenos derechos sobre el vehículo, de modo que si aún no ha pagado todos los plazos, no podrá vender el vehículo ni darlo de baja.

Por otro lado, en caso de adquirir un coche de segunda mano, es importante saber qué cargas o gravámenes pesan sobre él, puesto que si tiene una reserva de dominio no se podrá cambiar su titularidad hasta que se termine de pagar.

De este modo, es recomendable que no realices ningún pago ni formalices ningún contrato hasta que compruebes si existe una reserva de dominio vigente y revises las cargas que pueda tener el coche (embargos, precintos, leasing…).

Se incluye de forma automática

La reserva de dominio se incluye automáticamente en todos los contratos de compraventa de vehículos con financiación. No obstante, no ocurre lo mismo al levantar la cláusula, ya que tiene que ser el comprador el que se encargue de anularla una vez haya pagado el vehículo: no se anula de forma automática. Si no se anula, continuará cediendo los derechos del coche a la financiera.

Así, se debe cancelar la reserva de dominio en cuanto se salde el importe financiado, para tener todos los efectos jurídicos sobre el vehículo y evitar complicaciones. Además, las entidades financieras no están obligadas a notificar que el pago de la deuda se ha completado, por lo que será responsabilidad del comprador estar pendiente de retirar la reserva de dominio una vez finalicen los pagos.

¿Y cómo se cancela la reserva de dominio?

Para cancelar la reserva de dominio, en primer lugar, debes saber cuál es la entidad financiera o bancaria con la que financiaste el vehículo. Puedes consultar esta información en el contrato, aunque si no lo encuentras puedes solicitar un Informe de Tráfico en la DGT para comprobarlo.

A continuación debes dirigirte al Registro de Bienes Muebles de la provincia en la que se matriculó el vehículo y pedir una nota simple del mismo.

Una vez la tengas, debes enviarla a la financiera junto a tus datos personales (nombre, apellidos y DNI). Asimismo, debes solicitar una carta de pago original y requerir una carta de cancelación que indique que la deuda con respecto al vehículo se encuentra saldada. La entidad financiera o bancaria te enviará la carta de cancelación en un plazo que suele oscilar entre una semana y diez días.

Después, toca volver al Registro para presentar la carta de pago, el impreso de cancelación de la reserva de dominio, el DNI, los papeles del vehículo y realizar el pago del trámite. Una vez presentada toda la documentación, tendrás que esperar unos 15 días hasta que se actualicen las cargas de la propiedad.

Por último, es recomendable que acudas a Tráfico para comprobar que el procedimiento se ha llevado a cabo correctamente y que tu vehículo se encuentra libre de esta cláusula.

Ya sabes, si has comprado un coche con financiación, recuerda cancelar la reserva de dominio: sólo así será completamente tuyo una vez lo hayas pagado en su totalidad. Del mismo modo, no olvides que en los talleres CertifiedFirst damos solución a cualquier problema que surja en su carrocería durante toda su vida útil (o mientras sea de tu propiedad).

Y no te preocupes ¡Siempre hay un CertifiedFirst cerca de ti, lo buques donde lo busques! Si necesitas un taller de reparación de carrocería en Toledo, en Zaragoza, o en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Bilbao, Alicante…  ¡Encuentra el tuyo!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *