Consejos para cuidar y conservar como el primer dia la pintura mate de tu coche

Consejos para cuidar y conservar como el primer día la pintura mate de tu coche

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Uno de los puntos en los que más han trabajado los fabricantes de vehículos en los últimos años ha sido la personalización, con la que seducir a los clientes que cada vez más demandan diferenciación y exclusividad en sus coches. Si bien esta tendencia arrancó en las marcas de lujo, poco a poco se ha extendido a las llamadas ‘generalistas’. Y uno de los ejemplos de esa diferenciación está en la proliferación de la oferta de carrocerías con pinturas en acabado mate

Es evidente que no a todo el mundo le gustan los tonos mate en los vehículos. No obstante, también lo es que cada vez son más los conductores que apuestan por tonos opacos y sin brillo, ya sea para sus vehículos nuevos o al repintar por completo el que ya tienen. De hecho, hemos visto incluso cómo los coches de F-1 adoptaban este tipo de pintura ¡por cuestiones aerodinámicas!

¿Cómo se consigue el acabado mate?

El color sin brillo de la pintura mate se logra mediante una textura microscópica que queda reservada para la capa final de la pintura, sea un barniz o un color monocapa. A través de un sencillo proceso químico se elimina el brillo de la pintura, se elimina una característica de los acabados brillantes denominada DOI (por las siglas en inglés de Distinción de Imagen).

Dicha microtextura se consigue con la incorporación de aditivos especiales que tienen la capacidad de migrar hacia la parte superior de la película de la pintura, como si flotaran hacia la superficie.

Los inconvenientes de la pintura mate

La pintura mate es bastante especial por varios motivos, por lo que, como ya te contamos en un post anterior, tiene sus inconvenientes en comparación con los tonos brillantes ya sean bicapa, tricapa… Así, entre las desventajas, cabe destacar dos: su precio y su mantenimiento, cuyos cuidados van más allá del lavado semanal (casi obligatorio si optas por esta pintura para tu coche), si lo que quieres es que la pintura se mantenga como el primer día.

Fiat 500 con carrocería en acabado mate

Asimismo, aquí la calidad es clave, especialmente si se trata de un repintado y no de la pintura de fábrica. Si la pintura mate utilizada no es de calidad y no ponemos ‘mimo’ en su cuidado, más pronto que tarde la pintura comenzará a mostrar desperfectos, que sólo podrán ser corregidos con un nuevo repintado.

Consejos para cuidar la pintura mate de tu coche

Pero no te preocupes. Si eres de los que ha elegido una pintura mate para la carrocería de tu coche, te ofrecemos algunos consejos de mantenimiento para que se conserve mejor durante más tiempo.

#1 Un ‘must’: lavado periódico (semanal a ser posible)

Si ya de por sí en la pintura convencional el lavado periódico es clave, en los acabados mate con mayor razón. Al ser más sensible, esta pintura necesita lavados más frecuentes para evitar que el polvo, la arenilla, los insectos o los excrementos de un pájaro puedan dañarla.

Cualquier contaminante debe ser eliminado de la pintura rápidamente, pero sin frotar a la desesperada ni usando productos agresivos. Primero echa abundante agua y, después, con jabón especial para pinturas mate y una bayeta de microfibra frotas con cuidado, evitando una fricción excesiva.

Y una vez concluído el aclarado, seca todo el agua que pueda quedar en la carrocería, también con una bayeta de microfibra.

#2 Ni túnel ni pistola a presión: lavado a mano

Sólo así la pintura mate durará más. Y, si no tienes tiempo o ganas, encárgaselo a un profesional o a alguien que sepa que no puede utilizar cualquier cepillo, esponja o herramienta de limpieza que no sea apta para este tipo de vehículos.

Un túnel de lavado en miniatura para probar la resistencia de la pintura

El lavado en un túnel o con el material inapropiado puede dejar manchas en la carrocería que, o bien tardarán en irse, o bien te saldrán caras de reparar. Igualmente, usa sólo productos específicos para pinturas mate (olvídate de toallas, toallitas de papel…). De lo contrario, la mancha o el arañazo hará que tengas que repintar.

Si usas manguera, que el caudal tenga fuerza moderada (y rocía a más de 25 cm de distancia). Y si lo tuyo es el lavar con cubos, nunca laves la carrocería con el agua que hayas usado para limpiar las ruedas. Por último, tampoco laves el coche con la carrocería caliente (debilita la pintura): espera a que se enfríe.

#3 Ni cera ni pulidos…

Pulir o encerar el coche hace verdaderos milagros sobre una pintura tradicional, pero si tienes una pintura mate la cera la dañará. Así, están totalmente prohibidos la cera, los pulimentos, el sellado de pintura, los productos de reparación de pintura o cualquier otro tratamiento que podrías aplicar sobre la pintura convencional.

#4 Evita los arañazos

Cualquier roce, cualquier arañazo o golpe se nota mucho más que en cualquier otra pintura. Por eso, evita lavar con anillos, pantalones que lleven remaches, cremalleras… o con trapos inadecuados que puedan provocar pequeños arañazo.

La pintura mate está hecha para durar igual que la convencional, pero se daña con más facilidad. Por eso, tanto si quieres dar un nuevo aire a tu coche con un acabado mate o si ocurre cualquier percance a la pintura mate de tu coche, lo mejor es confiar en los expertos en chapa y pintura, los profesionales de CertifiedFirst ¡Encuentra tu Certi más cercano!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>