Todo lo que hay más allá de que te pinten el coche en el taller

Todo lo que hay más allá de que te pinten el coche en el taller

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Arañazos, abolladuras, aparición de óxido, pérdida de brillo y/o color… Son muchos los motivos que te pueden llevar a necesitar que te pinten el coche al taller. Si bien puede parecer una operación sencilla, pintar un coche no es tan fácil como parece… Por eso, es fundamental que confíes en profesionales como los de los talleres CertifiedFirst que te aseguren trabajos de la máxima calidad.

Ya sea porque hemos tenido un golpe o porque una pieza (o todo el coche) ha perdido su aspecto original, en ocasiones nos veremos obligados a pintar nuestro coche. No en vano, el paso del tiempo y la exposición del vehículo al sol son factores que influyen de forma negativa en su pintura.

Evidentemente, pintar un coche por completo no es lo mismo que repintar sólo una parte (capó, techo, lateral…). No sólo desde el punto de vista de la propia reparación, sino también por su coste final, por las horas y el material empleados.

Y es que que te ‘pinten el coche’ encierra una serie de etapas que van mucho más allá de la mera aplicación de pintura sobre la carrocería. No en vano, se trata de un trabajo con requiere tiempo para que sea minucioso y el resultado sea de la calidad deseada.

¿Qué hay detrás de ‘pintar el coche’ en el taller?

Como decíamos, tanto el tiempo invertido como la calidad de los materiales empleados influirán en el coste final de la reparación. Lo habitual es que una operación de repintado completo de un coche lleve de 17 a 22 horas de trabajo ¿Por qué? Veamos todo lo que se hace con tu coche el taller antes de pintarlo.

En primer lugar, debe realizarse una comprobación minuciosa de todos los desperfectos que tenga la carrocería para proceder a su reparación (o sustitución de la pieza si es necesario) antes de realizar el repintado.

A continuación, se repararán los arañazos, abolladuras y demás desperfectos que presente la carrocería. Se trata de algo fundamental para que la superficie quede perfecta, y no muestre marcas de desperfectos tras el repintado. En muchas ocasiones, este proceso requerirá el desmontaje de piezas para dicha reparación.

Una vez se han reparado todos los desperfectos y la carrocería ha recuperado su estado original, arranca el proceso de repintado en sí. Para ello, se realiza el lijado de la carrocería, un paso crucial para conseguir después un acabado perfecto. De un buen lijado dependerá que el resultado final sea satisfactorio o no.

El lijado de la carrocería es un paso crucial para conseguir un acabado perfecto.

Tras el lijado, será necesario aplicar una imprimación, una capa antes de la pintura que sirve como sellado de la superficie y que, a su vez, permite una mejor adherencia del color.

Posteriormente, y antes de aplicar la pintura, hay que realizar un enmascarado y forrado de las zonas del vehículo en las que deseamos no pintar (ventanillas, parabrisas, faros, llantas…). Este paso es importante, para asegurar el mejor acabado final.

Finalizado este proceso, llega la aplicación de la pintura en sí. Dependiendo del tipo que sea (monocapa, bicapa, metalizada, tricapa, mate…) requerirá distintas capas de pintura del color de la carrocería (o del elegido en caso de que vayas a cambiarlo respecto al original).

Por último, se aplica barniz o laca (en los acabados que lo requieren, que son la mayoría), que proteja tu coche de las inclemencias del tiempo o de los rayos solares, para embellecer la superficie y para aportar dureza, resistencia y durabilidad a la pintura.

Tras comprobar que el trabajo tiene la calidad esperada, llega el momento de montar las piezas que se hayan reparado a parte, y de realizar un pulido completo para rematar el trabajo y asegurar el máximo brillo.

Como ves, detrás de que te ‘pinten el coche’ hay mucho más. Por eso, es importante que confíes en los mejores profesionales, como los expertos en chapa y pintura de CertifiedFirst, que te garantizan los mejores conocimientos y el uso de los mejores materiales para resultados óptimos.

Pintar el coche de otro color

Si decides cambiar el color del coche para transformar por completo su aspecto, recuerda que no es ningún defecto grave en la ITV y, por tanto, no requiere de ningún trámite en lo que se refiere a la inspección técnica de vehículos (no necesita homologación).

No obstante, tendrás que notificar el cambio a la DGT para que actualicen el permiso de circulación —el color del permiso debe coincidir con el del vehículo en la ITV— y a tu seguro.

Una carrocería en buen estado aumenta tu seguridad en carretera y ofrece un mejor aspecto de tu coche. No descuides su mantenimiento. Por eso, si sufre algún desperfecto, y antes de que el óxido o la corrosión haga estragos en ella, repárala en un taller de confianza. Apuesta por los expertos en chapa y pintura siempre que necesites realizar una reparación de carrocería en tu coche.

¿Buscas taller de reparación de carrocería en Toledo? ¿Quizás en Zaragoza? ¿O es en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Bilbao, o Alicante…? No te preocupes ¡Hay un CertifiedFirst cerca de ti!¡Encuentra el tuyo!

Y si necesitas saber cuánto te costará reparar la carrocería de tu coche, descúbrelo cómodamente con nuestra calculadora de presupuestos

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>