8 buenos propósitos para cuidar la carrocería y la pintura de tu coche en 2020

8 buenos propósitos para cuidar la carrocería y la pintura de tu coche en 2020

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Recién estrenado 2020 es el momento de pensar en aquellas cosas positivas que nos han pasado y hemos hecho bien en los últimos 12 meses, y también en esas pequeñas cuestiones que han quedado en el tintero o no han salido como esperábamos. Entonces aparecen los tópicos: ‘ir al gimnasio’, ‘pasar más tiempo con la familia/amigos/pareja (o todos al tiempo), ‘leer más’ o ‘aprender inglés’. Pero ¿y qué pasa con tu coche? ¿Hay algo que deberías hacer por él este año? 

8 propósitos para cuidar tu coche en 2020

Y es que no está de más hacer examen de conciencia ¿Te has preocupado por el mantenimiento de tu coche en 2019? ¿Cómo arranca la pintura y la carrocería de tu coche el nuevo año? ¿Gozan de belleza y buena salud? ¿O por el contrario presentan rayones, óxido u otras imperfecciones? Para que este año tu relación con tu coche sea perfecta, desde CertifiedFirst te proponemos 8 propósitos, 8 buenos hábitos a seguir en 2020 ¿Te animas?

#1. Lavaré el coche, como mínimo, una vez al mes

El lavado semanal debería ser casi una obligación si lo que quieres es que la chapa y pintura de tu coche dure más tiempo como el primer día. Y si no es posible, hazlo al menos una vez al mes. Recuerda que lavar el coche no solo sirve para que nuestro coche se vea limpio y bonito, sino que ademas permite eliminar todas esas sustancias dañinas que se depositan a diario sobre la pintura de tu coche.

#2. Evitaré túneles de lavado y usaré productos específicos

Si bien son muy rápidos y cómodos,  los autolavados también son muy poco delicados con la pintura de tu coche. La acción de los rodillos, golpeando y arrastrando las cerdas del cepillo por la pintura (especialmente si es antiguo y no está bien cuidado), puede provocar microarañazos. Y si no queda más remedio, elige aquellos túneles más modernos y mejor cuidados.

Un túnel de lavado en miniatura para probar la resistencia de la pintura

Del mismo modo, un lavado a mano con productos inadecuados puede ser igual de dañino, o más, para la pintura de tu coche que lavarlo en un túnel de lavado automático viejo. Por eso, emplea champús específicos para carrocerías, y enjabona y seca el coche con bayetas de microfibra.

#3. Protegeré mi coche del sol, la arena, la sal…

El sol, la arena de la playa, el salitre del mar o la salmuera que evita las placas de hielo y la nieve en las carreteras son elementos muy perjudiciales para la ‘salud’ de la pintura de tu coche. Por eso, evita en lo posible la exposición prolongada al sol, especialmente en los meses de más calor y mayor exposición UV. Y para la arena y la sal, aplica el primer propósito.

#4. Elegiré mejor dónde aparco…

Muy unido al propósito anterior es que si quieres cuidar la pintura de tu coche, te conviene poner mucha atención en dónde estacionas el vehículo. Así, evita los lugares con aglomeraciones de gente (y coches) donde pueda haber ‘estrecheces’ para aparcar; siempre que puedas aparca a cubierto (¿recuerdas qué mala idea es aparcar debajo de un árbol?); y analiza con qué tipo de vehículo compartirás espacio (y cómo de cuidado está).

#5. Y también por dónde circulo

Cada vez son más los conductores que optan por los SUV, por lo que la tentación de circular por terrenos sin asfaltar es mayor. Recuerda que aunque la distancia con el suelo sea mayor en estos vehículos, no vas a evitar la acción de la arena, grava y/o polvo, todas ellas malas ‘compañías’ para su pintura y carrocería. Igualmente, circula con precaución en carreteras en mal estado o con mucha grava suelta (tus cristales también lo agradecerán).

¿Sabías que el polvo deteriora la pintura de tu coche?

#6. No dejaré que ‘caquitas’, insectos… se ‘queden a vivir’ sobre la pintura

Las deposiciones de aves, los insectos, la resina… que se quedan pegados a la carrocería pueden dañar la pintura. Como norma general, hay que limpiarlos cuanto antes, con más sentido en verano, ya que, con el calor y la luz del sol, el proceso puede acelerarse. Por eso, para evitar daños irreversibles en la pintura hay que estar atento y eliminarlos lo antes posible.

#7. Enceraré el coche al menos una vez al año

Aplicar cera a la pintura del coche es una estupenda forma de protegerla y prevenir daños. Y, es que el encerado proporciona una película sobre la pintura de tu coche que la protege y le devuelve el brillo que haya podido perder. Además actúa como repelente del agua y la suciedad, por lo que hace que tu coche aguante limpio durante más tiempo.

#8. Repararé los daños en la chapa y la pintura cuanto antes

Esperar a reparar pequeños golpes, arañazos o rayones nunca es una buena idea. Aunque la mayoría de automovilistas espera a acumular daños para pasar por el taller, lo cierto es que dicha espera sólo puede agravar el problema (aparición de óxido, mayor superficie a reparar…).

Tu objetivo para 2020 debe ser que la pintura y la carrocería de tu coche permanezcan en buen estado. Y para solucionar cualquier problema de chapa y pintura, elige la red de expertos CertifiedFirst ¡Encuentra tu taller Certi más cercano!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>