¿Sabes qué hacer si tu coche recibe un golpe de chapa y el culpable huye sin dejar rastro?

¿Sabes qué hacer si tu coche recibe un golpe de chapa y el culpable huye sin dejar rastro?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Pocas cosas hay tan desagradables como dejar tu coche aparcado y cuando regresas tiene un ‘bonito’ bollo y rozón en la carrocería. Y eso no es lo peor. Lo peor es que, además, el o la culpable haya abandonado la escena sin dejar rastro. Ya hablamos en otro post de lo que NO debes hacer si golpeas con tu coche a otro que está aparcado. En este caso, estás «al otro lado» ¿y ahora qué?

Otra situación: circulas atendiendo al tráfico, respetando las normas de circulación y, de repente, recibes un golpe en el coche. Tras la confusión inicial, te recuperas y ves que la persona que ha provocado el accidente se aleja sin tan siquiera pararse a interesarse por tu estado.

Y es que auxiliar a una persona que ha sufrido un accidente no sólo es una muestra de humanidad, no hacerlo también es un delito: quien cause la lesión no auxilie a la víctima, la pena será de prisión por 6 a 18 meses. No obstante, tranquil@, incluso en situaciones como esta se puede actuar, pero ¿cómo hacerlo?

No todo está perdido si eres víctima de un conductor que se fuga tras un accidente de tráfico y solo tienes un seguro obligatorio o a terceros (a todo riesgo sí cubre los daños propios). Es aquí cuando cobra relevancia el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) del que ya hemos hablado en otras ocasiones. A esta entidad pública podemos reclamar por las lesiones sufridas (conductor y ocupantes) y, en algunos casos, también por los daños materiales del coche.

Cuantas más pruebas, mejor

Primero, debemos recabar cualquier dato que pueda ayudar a la identificación del vehículo responsable. Así, intenta retener la matrícula, el modelo, la marca, el color, incluso, puedes fotografiar al conductor o al vehículo en el que circulaba.

Cualquier pista puede ayudar a localizar el vehículo a través del Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA) y poder presentar la reclamación. En el caso de que no haya sido posible, conviene tomar los datos de los testigos (conductores, peatones…), que puedan declarar sobre lo ocurrido.

A continuación, no muevas el vehículo, asegúrate de que los restos de la colisión permanecen intactos y llama a la Policía Local o la Guardia Civil. En estos casos, hacen un atestado y abren una investigación para tratar de localizar al conductor fugado. Puede que haya cámaras en ese tramo de carretera o calle, o puede que haya testigos. Además, puedes interponer una denuncia para poder estar personado en el proceso.

El atestado es un aval a la hora de reclamar los daños. Además, aunque no tengas un seguro a todo riesgo, siempre debes dar parte a tu compañía para que tramite el siniestro ante el CCS de acuerdo a la cobertura de reclamación de daños.

Cómo reclamar los daños sufridos

Sólo en el caso de que el vehículo que ha huido sea localizado, pero carezca de seguro, o de que el coche sea robado, el Consorcio se hará cargo tanto de los daños por lesiones de los ocupantes como de los desperfectos materiales, sin ningún tipo de franquicia. Más tarde se lo reclamará al o los culpables.

¿Y cuándo reclamar a la aseguradora del vehículo identificado? Cuando, habiendo demostrado que el accidente no es responsabilidad de la víctima, además se han recabado las pruebas suficientes como para identificar al culpable. Ya sea por la intervención policial, la declaración de testigos o por cualquier otro medio.

Y recuerda que si ha sido un siniestro en el que estabas dentro del vehículo no omitas acudir a un centro médico u hospital para obtener un parte de lesiones en un plazo máximo de 72 horas. A partir de ese periodo, será difícil probar que son lesiones derivadas del accidente.

Y no te preocupes, cualquier daño que haya sufrido la carrocería de tu coche tiene solución. Los talleres CertifiedFirst solucionaremos el problema con la rapidez y calidad que necesitas. Confía en los expertos en chapa y pintura ¡Encuentra tu Certi de confianza!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *