¿Sabes cómo actuar si sufres un golpe por alcance con tu coche?

¿Sabes cómo actuar si sufres un golpe por alcance con tu coche?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Vas conduciendo por una autopista y el vehículo que circula delante de ti frena bruscamente, obligándote a hacer lo mismo y ¡zas! el que venía detrás de ti te golpea ¿Qué tal esta otra situación? Circulas detrás de un coche que se aproxima a una rotonda. Te distraes un momento a comprobar si algún coche circula por la glorieta o va a entrar por otra de las vías que confluyen en ella y ¡zas! golpeas al coche que te antecede y que ha frenado sin que te dieras cuenta.

Son dos situaciones que acaban en un golpe por detrás o por alcance, uno de los accidentes de tráfico más habituales, especialmente en conducción urbana y circulando por autopista como ya te contamos en este post. Pero ¿sabes cómo actuar en caso de que te suceda?

¿Quién tiene la culpa en un golpe por alcance?

Antes de nada, hay que dejar claro que el Reglamento General de Circulación dicta que todo conductor que circule detrás de otro debe dejar la distancia suficiente que le permita detener el vehículo, en caso de frenada brusca, sin chocar con él. Si no se respeta esa distancia, el que golpea será culpable en caso de colisión.

¿Y en los choques en cadena? Si sufres un golpe por detrás y por inercia golpeas al vehículo de delante, siempre tendrá la culpa el primero que impacte, a quien se le considera causante de todos los daños del resto de vehículos.

En cambio, si un vehículo se detiene o reduce la marcha, otro no reacciona a tiempo y alcanza al primero, y un tercero golpea por detrás al segundo, en este caso se aplican las reglas del alcance trasero. Así, cada vehículo que ha impactado con el siguiente es responsable de los daños causados y los propios.

Antes y durante el impacto

Por tanto, es clave que respetes siempre la distancia de seguridad para poder reaccionar con tiempo ante cualquier imprevisto. Lo que no puedes hacer es controlar al coche que viene detrás de ti, que impactará con tu coche si no guarda dicha distancia. En este caso, lo normal es que ‘no lo veas venir’.

Sin embargo, hay situaciones en las que sí puedes tener unos segundos para reaccionar al verlo aproximarse por el retrovisor ¿Qué hacer entonces si tienes un coche delante?

Básicamente, debes protegerte y dejar que los sistemas de seguridad y la carrocería (de ahí la importancia de que esté en buen estado) hagan su trabajo en lugar de tratar de escapar. Así, quita los pies de los pedales y retráelos hasta que los talones toquen tu asiento y, se te da tiempo, cruza los brazos sobre el pecho y relaja el cuerpo tanto como sea posible.

Tras el accidente

Si hubiera algún herido, lo primero es llamar al 112 y explicar con detalle ubicación y estado de los heridos. Sea quien sea el conductor que golpee, si admite su responsabilidad, hay que rellenar un parte amistoso de accidente.

Parte amistoso de accidentes

Cuantos más datos recabes, más fácil será luego realizar cualquier trámite (para la reparación, para la reclamación de indemnizaciones si procede…). Este documento debe reflejar los datos de los vehículos implicados en el accidente, los desperfectos sufridos por cada automóvil, la descripción del siniestro con el mayor detalle posible, los datos de los testigos (si los hay) y de todo el que haya estado implicado en el accidente.

Si alguno de los implicados se niega a dar sus datos, llama a la Policía Municipal o la Guardia Civil y serán ellos los que realicen el atestado. Y si huye antes de que lleguen, anota la matrícula de su coche, modelo (si puedes haz fotos con el móvil) y todo lo que creas importante.

Cuidado con las consecuencias

Aunque el accidente haya sido leve, las primeras 72 horas son vitales porque es cuando los dolores comienzan a aparecer. Acude a urgencias o al médico ante la menor molestia. Además, pasado ese tiempo las aseguradoras pueden desentenderse y aducir que la dolencia no tiene que ver con el siniestro.

La mayoría de personas sufren dolor de cuello tras recibir un golpe por detrás (también si lo das tú). Recuerda: los accidentes de tráfico son la causa principal del latigazo cervical, que podría tenerte semanas, incluso meses, de baja dependiendo de la gravedad.

Asimismo, recuerda que tienes un plazo de 7 días para ponerte en contacto con tu aseguradora para “dar parte” de lo sucedido (puedes asomarte a nuestro post sobre qué hacer después de un golpe de chapa).

Acude a tu taller ‘Certi’ en caso de sufrir un siniestro. Nosotros nos encargaremos de todos los trámites con tu aseguradora para que puedas tener listo tu coche lo antes posible. Confía en la Red de expertos en chapa y pintura para cualquier reparación que necesite la carrocería de tu coche.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>