¿Sufren más unos colores que otros la incidencia del sol?

¿Sufren más unos colores que otros la incidencia del sol?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

La radiación solar y el calor afectan a nuestro coche, tanto a su interior, a su exterior, incluso a su mecánica. En el caso de la carrocería, la pintura no sólo sufre su incidencia por las elevadas temperaturas que pueden llegar a elevar hasta los 80ºC la temperatura de la chapa, sino también por la exposición a los rayos ultravioleta (UV). Ellos son el principal factor de envejecimiento cuando exponemos nuestro vehículo al sol.

Y es que, a pesar de que las pinturas incorporan tecnologías que ayudan a que el efecto de los rayos UV sea cada vez menor, ralentizando su decoloración, la exposición prolongada y el paso del tiempo acaban haciendo mella en los pigmentos, provocando que el color original de la pintura se vaya degradando.

¿Y sufren unos colores más que otros?

Independientemente de la intensidad de los rayos UV, lo cierto es que algunos colores son más susceptibles a la decoloración. En este sentido, la pintura roja generalmente suele ser la que pierde su color original con mayor rapidez.

Para entender por qué, primero tenemos que entender que la luz viene en un espectro de longitudes de onda, y cómo un material absorbe y refleja estas longitudes de onda determinará qué color percibimos.

El rojo, el color que más sufre al sol

Como decimos, cada color tiene una longitud de onda específica, y una pintura de color está diseñada para absorber todas las longitudes de onda, excepto la particular o las asociadas con su combinación de colores.

Por lo tanto, la pintura roja absorbe todas las longitudes de onda, excepto las de la banda roja, que se reflejan. El ojo humano toma esta luz reflejada, y si no somos daltónicos, nuestros ojos y cerebro se combinan para entender esa luz como roja.

El color rojo, el que más sufre la indicencia del sol

Entonces, ¿por qué el rojo se desvanece más que otras pinturas? Esto se debe a que las longitudes de onda asociadas con el rojo son la energía más baja de la luz visible, por lo que al parecer rojo, absorbe longitudes de onda mucho más energéticas, lo que provoca una degradación más agresiva de los enlaces moleculares de la pintura.

Esto se suma a lo que, por su parte, están haciendo los rayos UV. Por eso, es bastante frecuente ver coches rojos comidos por el sol que han adquirido un color rosáceo y mate.

Otros colores también son sensibles al sol

Sin embargo, el rojo no es el único color que sufre con el sol: amarillos, negros y blancos también son ‘víctimas’ de la radiación solar. Así, es habitual también ver cómo colores amarillos acaban convirtiéndose en beiges, los blancos amarilleen o los negros adopten un color más blanquecino, acercándolos a los grises.

En otros colores el desgaste por el sol no es tan evidente, por lo menos en cuanto a la pigmentación se refiere. Sin embargo, los rayos ultravioleta afectan también al brillo de la pintura, por lo que exposiciones prolongadas provocan el matizado progresivo de la pintura de tu coche.

Cómo proteger la pintura del sol

Si tu coche va a estar aparcado en la calle durante un tiempo mas o menos prolongado, procura que esté en un lugar resguardado del intenso sol.

El clima cálido que vivimos en España, que anticipa la llegada del verano a su entrada oficial en junio y retrasa su fin algunos años, incluso más allá del mes de octubre obliga a tomar ciertas precauciones como ya te contamos en este post.

Cuanto más protejas tu coche del sol, más tiempo durará imperturbable la pintura de su carrocería. Eso sí, siempre que, además, le procures un buen mantenimiento, lavándola periódicamente y evitando la incidencia de otros ‘agentes’ como los insectos, las deposiciones de pájaros, la resina, el polvo, la sal…

Y si a pesar de todos tus esfuerzos, la pintura de tu coche pierde su aspecto original, no te preocupes: ¡localiza tu taller CertifiedFirst y recupera el color del primer día!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>