9 motivos por los que llevar la carrocería (y el interior) de tu coche siempre limpios

9 motivos por los que llevar la carrocería (y el interior) de tu coche siempre limpios

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

¿Sabías que un coche sucio y descuidado puede afectar a nuestra salud y, sobre todo, a nuestra seguridad vial? Y es que mantener el coche limpio no solo es cuestión de higiene, sino de conservación y hasta de seguridad ¿O es que unos cristales sucios (también por dentro) contribuyen a mejorar la visibilidad?

Por eso, mantener nuestro vehículo siempre  limpio nos ayudará no sólo a que ofrezca su mejor imagen, también nos permitirá que la conserve durante más, incluso nos evitará alguna que otra multa ¿Quieres motivos para ser de los que limpian su coche a menudo? Aquí te damos al menos nueve.

Evita el deterioro de la pintura

El polvo, el barro, al sal de la carretera en invierno, los excrementos de los pájaros, la resina de los árboles… ¿te parecen pocos enemigos para la pintura del coche? Apunta otro: el sol. Todos estos agentes ‘trabajan’ para deteriorar.

Evita el deterioro de la carrocería

Las inclemencias del tiempo, la intemperie y los factores externos mencionados favorecen que se estropee el metal, y por tanto, pueda aparecer la corrosión. Mantener limpia la pintura evita que se dañe la carrocería. Y ante el más mínimo daño en ella, repáralo antes de que vaya a más.

Un coche limpio evita su corrosión.

Evita problemas mecánicos

Un coche muy sucio puede sufrir problemas mecánicos al pasar la suciedad de la superficie al interior. Así, los primeros en notar la suciedad excesiva pueden ser los filtros del aire, de habitáculo, incluso, el del combustible. Asimismo, el ventilador, correas y otros elementos pueden verse también afectados.

Evita accidentes

Un coche sucio hace que la pintura no resalte tanto y que, por lo tanto, se vaya apagando su brillo. Con visibilidad reducida o cuando cae la noche, los vehículos oscuros resultan menos visibles para el resto de automovilistas. Por esto, es importante que el vehículo mantenga el color. Así, el brillo que ofrece un coche limpio contribuye a su visibilidad.

Evita multas

¿Sabías que te pueden multar por tener el coche sucio, incluso, también por llevarlo excesivamente brillante? Aunque tener el coche sucio no es motivo suficiente para ser multado, sí lo es si la suciedad impide que se lea la matrícula, si compromete la visibilidad del conductor… Igualmente, un coche extrabrillante puede provocar deslumbramientos que desemboquen en accidentes.

Mejora la visibilidad

En carretera, tan importante es ver como ser vistos. Unos faros limpios ayudan a ver mejor y a ser vistos por el resto de usuarios. La acumulación de suciedad en los faros interfiere en la luz que emiten. Asimismo, un parabrisas sucio impide ver bien y, además, permite la aparición de reflejos o destellos. Por esto, es clave limpiar bien los cristales por dentro y por fuera.

Unos cristales límpios mejoran la visibilidad.

Mejora tu salud

¿Sabías que en el interior del coche pueden vivir hasta 700 tipos de bacterias? Un coche sucio por dentro contribuye a la aparición de alergias y a su agravamiento. Además de eliminar con frecuencia el polvo y la suciedad, es importante eliminar los ácaros que pueden proliferar en asientos o alfombrillas, así como cambiar con frecuencia el filtro de habitáculo.

Mejora el confort en carretera

Conducir en un coche sucio no resulta tan placentero como hacerlo en un vehículo impoluto, especialmente, en largos trayectos. Asimismo, los olores desagradables pueden condicionar la sensación de confort (un ambientador es insuficiente para hacer frente al hedor de algunos elementos).

Mejora su valor en caso de venta

Si vas a vender tu coche límpialo por dentro y por fuera, especialmente cuando lo vayas a enseñar a un posible comprador. Ten en cuenta que un coche brillante siempre llamará más la atención que uno sucio y descuidado.

Llevar el coche sucio, incluso, puede causar una mala impresión en la ITV, que haga pensar al técnico que el coche está descuidado. Por eso, limpia a menudo el coche. Pero, recuerda: no lo hagas de cualquier manera. Seguir ciertos consejos ayudarán a que no dañes la pintura y ésta dure impecable por tiempo.

Y si ya es tarde, no te preocupes: confía en la red de expertos en chapa y pintura CertifiedFirst para devolver a la carrocería de tu coche su aspecto original.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>