Trucos para que la arena de la playa no estropee ni la pintura ni la carrocería tu coche

Trucos para que la arena de la playa no estropee ni la pintura ni la carrocería tu coche

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Uno de cada tres turistas en España elige la playa para veranear. Y es que, el veraneante tipo planifica sus vacaciones de agosto en la playa con su pareja. Y coge su coche para llegar a un hotel en el que pasará entre 8 y 12 días, según un informe de ObservaTUR. Si esto es así, millones de coches viajarán este verano a un entorno ‘hostil’ para su carrocería: las zonas de playa, uniéndose a los que ‘viven’ allí todo el año.

No en vano, todos los vehículos están muy expuestos a la terrible (y temible) arena de playa, elemento que puede dañar tu coche si no tomas precauciones. Así que, si vives cerca del mar o vas allí de viaje, evita que la arena se acumule en tu coche, y lávalo frecuentemente.

Y no lo hagas de cualquier forma. En CertifiedFirst te proponemos algunos buenos hábitos que ayudarán a que la arena no destroce la pintura y la carrocería, y te ofrecemos algunos consejos para no dañarlas al eliminarla.

Cómo proteger tu coche de la arena de la playa

Si veraneas o vives en zonas costeras, aparca siempre que puedas de espalda a la costa y más si llevas tu coche hasta la misma playa. Reducirás la incidencia de la brisa (o el viento) que sopla cargada de arena y humedad con salitre. Y no sólo por la carrocería: la arena podría obstruir el filtro de aire del motor.

Si tienes opción de tenerlo a cubierto, mejor, pues evitarás también la incidencia del sol y de otros ‘enemigos’ como el salitre, los insectos o las cacas de pájaro.

Del mismo modo, y aunque pueda parecer obvio, no circules por la playa o por zonas arenosas. Además de dañar tu coche te expones a recibir una multa que podría llegar a los 6.000 €. Tampoco está de más que enceres el coche antes de ir a la playa (o con cierta frecuencia si vives junto al mar).

Evita mantener bajadas las ventanillas

Evita también dejar las ventanillas bajadas si aparcas junto al mar. Así también protegerás el interior. En este sentido, una buena opción sería poner fundas a los asientos para que la arena no dañe la tapicería. Las de neopreno, aunque diseñadas y pensadas para surferos, pueden ser una buena elección.

De igual forma, evita subirte al coche con los pies llenos de arena. Quítate toda la arena antes (mejor hacerlo alejado de tu vehículo). A veces no es fácil retirar la arena, sobre todo si está mojada, pero un buen truco es espolvorear polvos de talco. Éstos absorben la humedad, con lo que será más fácil quitarla.

Cómo limpiar tu coche cuando estás en la playa

A pesar de todas estas precauciones, recuerda esto: lava con frecuencia tu coche (lo ideal, una vez a la semana), pues la arena se va incrustando y puede acabar provocando daños irreparables en la pintura y la carrocería, así como en otros elementos como cristales, faros…

Y a la hora de limpiar tu coche, sigue estas recomendaciones. Comienza por una limpieza a conciencia del interior. Usa un aspirador para eliminar toda la arena y demás suciedad desde el suelo (retira y limpia aparte las alfombrillas) a la tapicería, pasando por los huecos más pequeños.

Después, sigue con el exterior. Aquí, si puedes, empieza por utilizar aire a presión para retirar la arena más superficial (puede valer el hinchador de la colchoneta o el compresor de una gasolinera).

Usa abundante agua

A continuación, usa abundante agua y no olvides usar productos adecuados para la limpieza de carrocerías. Si optas por agua a presión, sigue estos consejos y no frotes hasta comprobar que no hay restos de arena, o arañarás la carrocería.

Tampoco utilices trapos ni esponjas duras: lo mejor, bayetas de microfibra. Del mismo modo, evita los túneles de lavado con rodillos con cerdas de plástico, y, en todo caso, elige siempre el programa de lavado más largo.

Por último, lava también a conciencia (y utiliza igualmente productos específicos) tanto cristales como faros. Para el interior, también hay productos para limpieza de plásticos y tapicerías.

No olvides estos consejos de CertifiedFirst para cuidar la carrocería y la pintura de tu coche este verano. Y, por supuesto, repara los golpes e imperfecciones de la carrocería por mínimos que parezcan, pues pueden desembocar en problemas más graves como la corrosión.

Nunca es demasiado tarde: solicita cita con los expertos de CertifiedFirst en tu taller más cercano. Además, ahora puedes conocer tu presupuesto con nuestra sencilla calculadora ¡Pruébala! 

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *