Golpes de chapa por hielo en la calzada: consejos para evitarlos

Golpes de chapa por hielo en la calzada: consejos para evitarlos

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Estamos en pleno invierno y si algo hay claro en esta época del año es que suele haber un aumento de las colisiones por alcance o golpes de chapa debido a las condiciones climatológicas.

Por un lado, la meteorología propia del invierno (menos horas de luz, lluvia, granizo, nieve etc.) complica la visibilidad en carretera, comprometiendo la seguridad vial.

Por otro lado, la adherencia a la calzada del coche también se vuelve más complicada debido a la presencia de agua, hielo, nieve etc.

Es habitual que con nieve y hielo en calzada se produzcan más accidentes de tráfico leves, de esos que llamamos golpes de chapa, sin consecuencias para las personas, pero sí, en mayor o menor medida, para los vehículos.

Pero las obligaciones no entienden de heladas o nevadas y si nuestra actividad lo requiere hay que seguir cogiendo el coche

¿Cómo debemos conducir con hielo y nieve en el asfalto para evitar en lo posible un golpe de chapa?

Hay que tener en cuenta que con temperaturas inferiores a los 7ºC la adherencia de los neumáticos convencionales no es la óptima. Por eso, proteger la chapa y pintura del vehículo también pasa por un buen mantenimiento del coche y por contar con neumáticos de calidad. Si la zona por la que conduces habitualmente es fría y húmeda, los neumáticos de invierno serán una buena opción para ti.

En todo caso, recuerda que con bajas temperaturas y precipitaciones (lluvia, hielo, nieve) aumenta el riesgo y como automovilistas debemos también aumentar la precaución.

En ese sentido, recuerda que el hielo es lo más peligroso que te puedes encontrar en la calzada. Si no se tiene cuidado, conducir sobre hielo puede hacerte perder por completo el control del coche.

6 consejos para conducir con hielo y evitar golpes de chapa

Más vale prevenir que curar.

Lo decimos mucho, pero lo mejor es practicarlo. Prevenir es adaptarse a la situación de la carretera. Si hace frío, el día es sombrío, ha granizado o nevado… es muy posible que tarde o temprano encuentres hielo. Modera la velocidad y presta máxima atención.

Monta en tu vehículo neumáticos de calidad.

En esta época del año, los neumáticos de invierno pueden marcar una gran diferencia ya que su agarre es mucho mayor con climatología adversa. En todo caso, neumáticos de calidad y en buen estado (no desgastados).

Conduce con suavidad.

Con hielo o posibilidad de hielo en la calzada, los movimientos del volante y del coche deben ser suaves y progresivos.

Reduce la velocidad y conduce con la marcha más larga posible.

De esta forma mantenemos la máxima adherencia posible.

Aumenta la distancia de seguridad todo lo que puedas.

La mayoría de golpes de chapa tienen mucho que ver con situaciones en las que los coches circulan “pegados”. Evítalo.

Precaución al frenar.

Prohibida la brusquedad también al usar el pedal de freno. Recuerda que para frenar con seguridad la distancia de seguridad es tu mejor amiga.

Si desafortunadamente tienes un accidente por alcance o un golpe leve de chapa, en CertifiedFirst estamos para ayudarte. Ponemos a tu disposición nuestra red de talleres expertos en chapa y pintura con la mejor atención personalizada y la mejor reparación en chapa y pintura posible: en el menor tiempo, con ayuda en los trámites del seguro, garantía en el trabajo de pintura… Descubre todas las razones para elegir CertifiedFirst como taller de chapa y pintura aquí.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>