Por qué acumular imperfecciones y golpes de chapa hará que su reparación te salga más cara

Por qué acumular imperfecciones y golpes de chapa hará que su reparación te salga más cara

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Un día es un pequeño roce con la columna de un garaje. Otro día te encuentras con un leve golpe de chapa mientras el coche estaba aparcado (por supuesto, el otro conductor no ha dejado una nota para hacerse responsable). Y está aquel día que tenías prisa y lavaste el coche en el túnel de lavado con rodillos y la pintura presenta micro arañazos.

Suma y sigue.

La pintura del coche está muy expuesta a todo tipo de agresiones.

Desde las más “humanas” a las naturales (el sol, el polvo, los animales).

Ninguno de los daños parece tener entidad suficiente como para ir al taller de chapa y pintura a reparar la carrocería. Espero un poco más, piensas. Y los daños en la pintura se siguen acumulando. Tal vez pequeños, pero implacables. Suma y sigue.

El problema es que a veces los automovilistas dejamos que la situación llegue demasiado lejos. Y cuando vamos al taller de chapa y pintura la única solución es ya pintar el coche por completo. Sin duda, la mejor solución, pero también la más costosa.

Y lo cierto es que no siempre es necesario llegar al extremo de tener que pintar el coche entero.

A veces, cuando los daños no se han extendido por todo el vehículo, sólo hay que pintar una parte. Si dejamos la pintura del coche y el repintado en manos de profesionales como los de la red de talleres CertifiedFirst el resultado será impecable y no se notará la diferencia.

También hay que tener en cuenta que el nivel de daños influye, y mucho, en el coste de una reparación de chapa y pintura.

Porque chapa y pintura, hablando en propiedad, no siempre van unidas.

Los pequeños arañazos y roces se suelen solucionar de forma más sencilla. Lijar y pintar, podría decirse. Pero cuando hay golpes de chapa la cosa se complica, pues hay que hacer una reparación más profunda y costosa.

Así que si dejamos que se acumulen los golpes de chapa, cuando queramos repararlos en el taller nos costará más. Además, es algo desaconsejable ya que cualquier golpe, por pequeño que parezca, puede ser foco de corrosión y eso es algo que no nos interesa si queremos alargar la vida del coche – con buen aspecto, claro – en lo posible.

Cuando lo que tenemos es un problema de microarañazos o pequeñas abrasiones, a menudo un pulido del coche puede bastar para devolver a la pintura a su mejor versión. Y con un coste inferior al de repintar el coche entero.

Lo mejor es cuidar la pintura del coche de modo preventivo. Lavar el coche cada semana y encerarlo  con frecuencia ayuda a proteger la belleza y salud de la pintura del coche.

Si los daños en la pintura y chapa del coche ya requieren una actuación profesional, consulta con tu taller de la red de expertos en chapa y pintura del automóvil CertifiedFirst.

Puedes dejarte orientar directamente o, si lo prefieres, usar nuestra calculadora para hacerte una idea aproximada de lo que puede costar pintar o reparar el coche.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>