Pequeños daños que ocasiona la lluvia en la carrocería del coche

Pequeños daños que ocasiona la lluvia en la carrocería del coche

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Cierto es que las pinturas y carrocerías de los coches han mejorado muchísimo respecto a algunos años atrás. En los coches más modernos no es habitual encontrar aquellas profundas muestras de óxido que se apreciaban en muchas carrocerías hace años.

La humedad, la lluvia y el agua ya no causan daños en la carrocería tan evidentes, pero eso no significa que no debamos prestar algo de atención. Y es que, alrededor de la lluvia, se producen situaciones que sí pueden afectar a la carrocería.

Por ejemplo, seguro que has observado que cuando llueve tu coche acaba lleno de salpicaduras. Aceite o grasa de otros coches, barro, tierra… Todo parece pegarse a la carrocería como una lapa. Es más, si no tienes la sana costumbre de limpiar el coche con frecuencia y esa suciedad queda ahí incrustada es posible que con la incidencia del sol la pintura quede marcada.

Por la misma razón, hay que prestar mucha atención a los bajos del coche, pasos de rueda etc. Son las zonas donde mayor acumulación de suciedad habrá y en las que más habrá que incidir al lavar el coche.

Las partes metálicas del coche son, por otro lado, las más sensibles a la humedad. Es algo lógico. ¿Cómo podemos protegerlas? Lo único que podemos hacer es lo mismo que recomendamos para evitar los daños en la pintura del coche por el sol: limitar la exposición. En el caso de la lluvia / humedad esto equivale a tener el coche a cubierto.

Cuando se anuncian lluvias fuertes o temporales de lluvia y viento, ya tenemos un nuevo motivo para elegir muy bien dónde aparcamos. Preferentemente, hay que evitar los estacionamientos debajo de árboles, ya que pueden caer ramas y hojas sobre la carrocería del vehículo y provocar arañazos o micro arañazos sobre la pintura del coche.

¿Y qué hay de los grandes charcos y balsas de agua? Tal como te explicamos aquí, sí, pasar por encima de una balsa de agua tiene sus riesgos.

Por último, no hay que olvidarse del habitáculo y la tapicería del coche. Paraguas, bolsas y zapatos mojados… Las alfombrillas, asientos y otras partes del interior del vehículo pueden ir acumulando humedad y suciedad (y malos olores).

¿La mejor forma de cuidar tu coche frente a los daños producidos por la lluvia en la pintura? Hacer lavados de calidad con frecuencia.

Y si la pintura de tu coche ya tiene arañazos o algún golpe ¡no lo deje estar! Esos pequeños daños son foco de corrosión, además de estropear la imagen de tu coche y la tuya propia. En la red de expertos en chapa y pintura de CertifiedFirst podemos ayudarte a devolver a tu coche su color y belleza y en tiempo récord. ¿Hablamos?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>