¿Y si tu coche tomase de la carrocería la energía que necesita para funcionar?

¿Y si tu coche tomase de la carrocería la energía que necesita para funcionar?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

En sus orígenes, la carrocería era el elemento que soportaba la estructura del vehículo. Con el tiempo, las carrocerías han ido evolucionando. Para ser más seguras. Más cómodas. Más veloces. Más bellas.

Poco tienen que ver las carrocerías actuales con aquellas primeras carrocerías de madera. Lo único que permanece es el ansia de evolución.

La evolución, la innovación, se llama últimamente fibra de carbono. Un material que cada vez es más utilizado en la industria automotriz y para diferentes fines.

La fibra de carbono se ha convertido en un material muy apreciado por los fabricantes de coches. Es resistente y durable, pero ligero y flexible. Ello explica el por qué del triunfo de la fibra de carbono en las carrocerías actuales.

Pero parece que la fibra de carbono podría llegar aún más lejos.

Un estudio llevado a cabo por un equipo de investigación sueco indica que la fibra de carbono también puede funcionar como electrodo, y, por tanto, es capaz de almacenar energía de un modo similar a como lo hacen las baterías.

Esto significaría que en un futuro no muy lejano las carrocerías fabricadas con fibra de carbono podrían funcionar como baterías.

“La carrocería del coche no sería solo un elemento de soporte estructural, sino que también actuaría como batería… En un coche o de un avión esto podría reducir el peso hasta en un 50 por ciento”, según ha declarado Leif Asp, de la Universidad Tecnológica de Chalmers (Suecia).

Y es que, en este caso, el tamaño importa. O más que el tamaño, el peso.

El peso del coche es realmente importante cuando hablamos de vehículos eléctricos.

Por explicarlo de modo sencillo, cuanto menor sea el peso del vehículo, mayor será su eficiencia energética. Es decir, sus necesidades de consumo energético serán menores… y su autonomía será mayor.

Trabajando en esta línea de investigación en la que la carrocería hace las veces de batería podría impulsarse la movilidad eléctrica definitivamente, al salvar uno de los principales escollos: la escasa autonomía cuando se compara con los coches a combustión.

No es la primera vez que escuchamos hablar de ideas parecidas. Como proyectos en los que la carrocería se convierte en un panel solar, por ejemplo.

Lo que parece cada vez claro es que la carrocería va a ganar protagonismo en la funcionalidad del vehículo a más niveles, más allá del confort o la seguridad vial.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>