¿Te pierdes entre tanto anglicismo? Diccionario de tipos de carrocería actuales

¿Te pierdes entre tanto anglicismo? Diccionario de tipos de carrocería actuales

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Hace no tanto tiempo el número de carrocerías disponibles para un determinado modelo era bastante limitado. Se podía elegir entre 3 y 5 puertas, carrocería familiar, algún descapotable… y poco más.

Pero desde hace algún tiempo, esto ha cambiado bastante, ¿verdad? Sobre todo, con la entrada en prensa y revistas de numerosos anglicismos. ¿Spyder? ¿Fastback? Es normal sentirse un poco perdido con tanta nomenclatura y en un idioma que probablemente no dominamos.

¿Qué tal si hacemos un repaso por algunos tipos de carrocería y las diferentes formas en que nos referimos a ellas?

Hay varias formas de clasificar las carrocerías, en función de en qué aspecto nos fijamos.

¿Te suenan los términos carrocería monocasco o carrocería autoportante? Seguro que sí. Ésta es, de hecho, una de las primeras clasificaciones de carrocerías, basada, por explicarlo de modo sencillo, en cómo se relacionan el chasis y la carrocería. Con el tiempo, las carrocerías han ido evolucionando y hoy casi todas son autoportantes, pero esto no fue siempre así.

Chasis con carrocería independiente:

El chasis soporta los componentes mecánicos, e incluso podría circular sin carrocería. Por su parte, la carrocería es totalmente independiente y está atornillada al chasis. Las furgonetas, los camiones, los autobuses o los todoterrenos son algunos vehículos construidos de esta forma.

Plataforma con carrocería separada:

El chasis forma una suerte plataforma mediante la soldadura de diferentes elementos. Esta plataforma sostiene tanto el piso del vehículo como los componentes mecánicos, mientras que la carrocería va atornillada. El famoso Citröen 2CV tenía este tipo de carrocería.

Carrocería monocasco:

La carrocería se fabrica en una única pieza, aunque cuenta con partes desmontables, como el capó, las puertas o el paragolpes.

Carrocería autoportante:

La carrocería se construye a partir de varias piezas que se sueldan para unirlas. En la actualidad, es el tipo de carrocería de la mayoría de vehículos ya que es muy versátil a la hora de hacer reparaciones. Este sistema permite que cuando una parte está muy afectada podamos sustituirla sin necesidad de cambiar toda la carrocería. Además, es la más segura.

El número de puertas

A la pregunta “¿Cuántas puertas tiene tu coche?”, algunos automovilistas podrían no contestar de forma correcta.

La duda suele venir de si el portón del maletero se considera puerta o no. Pues bien, el portón se considera puerta cuando la luna trasera está integrada. Es decir, si al abrir el maletero se abre también la luna trasera (ya que está integrada) entonces se considera puerta. Si no, no se considera puerta.

Aunque parece que los coches con carrocería de 3 puertas han quedado como algo minoritario, hubo un tiempo en que esto no era así.

Los volúmenes de la carrocería

¿Sabías que una carrocería puede tener uno o varios volúmenes? El número de volúmenes de una carrocería nos permite abrir la puerta a otra clasificación.

Seguro que has oído hablar de coches monovolúmenes, ¿verdad? Estuvieron muy de moda en los albores del año 2000 y algunos de sus máximos exponentes todavía resisten hoy día, en el reinado de los SUV. Picasso, Scénic, Touran o Zafira siguen en nuestro mercado, aunque sus días de gloria ya pasaron.

Pero volviendo al volumen y a la carrocería, hablamos de carrocería monovolúmen cuando habitáculo, motor y espacio para el motor están totalmente integrado. Los coches con este tipo de carrocería son fácilmente reconocibles ya que su silueta forma una línea ininterrumpida.

Hablamos de carrocería de dos volúmenes cuando distinguimos dos volúmenes claramente: por un lado, el habitáculo para las personas y el equipaje (maletero) y, por otro lado, el compartimento para el motor. El punto de ‘división’ por decirlo de alguna manera lo vemos en la base del parabrisas.

En los países anglosajones, los coches con este tipo de carrocería pueden ser identificados como Liftback, Fastback o Hatchback. Mientras que Liftback viene a significar simplemente carrocería de dos volúmenes, en los términos Fastback y Hatchbak hay matices. La diferencia entre estos dos viene dada por la posición del cristal de la luna trasera: en carrocerías fastback el cristal estaría casi horizontal y en las Hatchback está inclinado en pronunciada pendiente…

También en el mercado anglosajón el término Hatchback tiene asociados algunos conceptos peyorativos (como barato, utililtario…) por lo que muchos fabricantes emplean denominaciones alternativas como Sportback o Sportwagon.

Las carrocerías de dos volúmenes las podemos tener además en varios formatos: dos, tres, cuatro o hasta cinco puertas.

En las carrocerías de tres volúmenes, como es lógico, encontraremos tres volúmenes diferenciados: la zona del motor, el habitáculo y el maletero o espacio para el equipaje.  Las carrocerías de tres volúmenes las vemos normalmente en dos y cuatro puertas.

El diseño o la forma de la carrocería también son empleadas para categorizar a los coches.

Por ejemplo, ¿qué dirías que es un coche familiar? ¿Uno muy grande? La carrocería de un vehículo familiar se distingue porque el techo se extiende hasta el extremo del voladizo trasero. Hoy en día, las carrocerías familiares los conocemos también con otros nombres que provienen del mercado anglosajón, como Touring, Break, Station Wagon…

Otra denominación que vemos muy habitualmente en revistas y televisión: Roadster. Con esta palabra se hace referencia a descapotables de dos plazas. También se les conoce como Spyder o Spider.

Cómo ves, el mundo de la carrocería es complejo no sólo a nivel técnico, sino que también han ido surgiendo en los últimos tiempos nuevos conceptos y palabras para clasificar a los coches. ¿Conocías todos estas formas de describir las carrocerías de los coches?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>