Un coche con la carrocería quemada… ¿que podría costar más de 100.000 euros?

Un coche con la carrocería quemada… ¿que podría costar más de 100.000 euros?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

No es la primera vez que oímos algo sobre una subasta en la que el objeto subastado es un coche en muy mal estado. Recordemos, por ejemplo, la granja llena de auténticas joyas que se descubrió en Francia hace un par de años.

En este caso, se va subastar un BMW 3.0 CS. Y el hecho de que tenga la carrocería completamente quemada no es lo más especial del coche….

Un coche con la carrocería quemada… ¿que podría costar más de 100.000 euros?

El 3.0 CS es, de hecho, un modelo muy cotizado entre los coleccionistas, en parte porque sólo se fabricaron 4.455 unidades. Se trataba de un elegante deportivo que se fabricó entre 1968 y 1975 y que, ya en su propia época, fue un vehículo admirado.

Un coche con la carrocería quemada… ¿que podría costar más de 100.000 euros?

El coche contaba con un diseño interior muy lujoso y un motor de seis cilindros en línea de 180 caballos. La firma del concepto y diseño del coche era de Karmann, una famosa empresa especializada en la producción de carrocerías descapotables de marcas como Audi, BMW; Porsche etc.

Un coche con la carrocería quemada… ¿que podría costar más de 100.000 euros?

Este vehículo fue el predecesor del C.S.L, del que te hablamos aquí y que fue ‘el’ deportivo icónico de la década de los 70 y que dio no pocas alegrías a la marca. Tanto significa en la historia de BMW, que el fabricante ha recuperado las siglas para modelos de nueva fabricación que aspiran a respirar la elegancia y deportividad del CS.

Lo cierto es que el modelo que se ha puesto a subasta una empresa especializada en subastar vehículos siniestrados carece de mucho del carisma del mítico C.S.

1973-bmw-30-cs-1 1973-bmw-30-cs-10

De hecho, apenas conserva la carrocería, tras un incendio, lo que repercutirá de forma importante en el precio que alcance… si es que aparece algún automovilista deseoso de tener un BMW 3.0 C.S y al que no le importe afrontar una auténtica restauración del vehículo, ¡y no sólo de chapa y pintura!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *