¿Y si sobrevivieses a más de mil colisiones en coche?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

¿Y si sobrevivieses a más de mil colisiones en coche?

No, no hablamos de Superman ni de hombres de acero. Pero sí hablamos de una persona, un hombre, que ha hecho de los siniestros de tráfico su profesión.

Seguro que el concepto de ‘dummy’ te suena. Los dummies son esos muñecos o maniquíes que vemos en el interior de los coches durante los test de colisiones. También los podemos ver haciendo las veces de peatones, ciclistas etc.

¿Y si sobrevivieses a más de mil colisiones en coche?

Y es que testear la seguridad de los vehículos, tanto para ocupantes como para peatones y de más personas usuarias de la vía, se ha convertido en una prioridad para la mayoría de fabricantes de vehículos.

Pero, ¿y si hacemos los test con personas de carne y hueso y no con inanimados maniquíes?

Bueno, pues este viene a ser el trabajo de Rusty Haight. Tanto es así que Rusty cuenta con un récord Guinnes por haber participado en más de 1.000 colisiones supervisadas, ocupando la plaza del conductor en la mayoría de ellas. Ni especialistas de cine (esos actores que se encargan de las escenas peligrosas y de más acción) le hacen sombra: es la persona que más colisiones ha sufrido… y ha vivido para contarlo. Y su fisonomía no se parece en nada a la del humano que, según un estudio, podría sobrevivir a un accidente de tráfico.

El trabajo de Rusty tiene sentido porque lo que se busca es testear situaciones lo más reales posible. Y aunque los dummies han avanzado mucho y los hay de diferente complexión, sexo y hasta en versión infantil, a la hora de la verdad a veces es necesario comprobar determinados avances con personas. Igual que ocurre con la investigación médica, que en las últimas fases de desarrollo de algún medicamento o producto, se testea sobre personas voluntarias que aceptan el riesgo.

Tras muchos años de dedicación – más de 30- a este curioso empleo, Rusty Haight no se dedica sólo a impactar un coche contra otro vehículo, árbol o persona, sino que también comparte su experiencia mediante charlas y cursos a través del Collision Safety Institute, del que además es director.

Lo que realmente no necesita testeo alguno son los nervios de Rusty: ¡estamos seguros de que ellos sí son de acero!

Y aunque Rusty Haight parezca invencible, la carrocería de tu coche no lo es tanto. Recuerda que es por una buena causa: está diseñada para deformarse de manera que te proteja a ti y a los tuyos. Por eso también es muy importante que hagas reparar cuanto antes cualquier problema de chapa o pintura que aparezca en tu vehículo. Cuenta con la ayuda y experiencia de profesionales como los de la red de talleres de CertifiedFirst: ¡te esperamos!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>