¿Golpe de chapa? Que no te pase como a Miles Teller, no pierdas los nervios…

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

¿Golpe de chapa? Que no te pase como a Miles Teller, no pierdas los nervios…

Imagina que conduces tranquilamente por la ciudad. Respetas las señales y la velocidad a la que circula tu coche es la adecuada. Pero, de pronto, aparece un conductor que conduce de forma temeraria, haciendo maniobras bruscas, a una velocidad excesiva… Y, ¡pum! ¡Golpe de chapa!

Enfadarse es normal. Sobre todo cuando uno piensa que la culpa es del otro.

Es, precisamente, lo que le pasó al conocido actor Miles Teller, bastante conocido sobre todo por su participación en la saga Divergente.

Teller conducía su coche en compañía de su novia cuando otro conductor les embistió. El impacto provocó un buen susto: el coche del actor acabó dando una vuelta de campana y quedó boca abajo… Pero, por suerte, excepto una persona del otro vehículo que hubo de ser trasladada al hospital por heridas leves, no hubo heridos. Al menos, no por el accidente.

Pero podría haberlos habido. Y es que Miles Teller salió de su vehículo hecho una furia gritando “¡Has jodido mi coche!” y, visiblemente alterado, intentó agredir al otro conductor. Tuvieron que sujetarle para evitar que la agresión se produjese.

Cualquier automovilista comprende su enfado. Un segundo antes circulaba tan tranquilo y al minuto siguiente su coche está destrozado y se ha llevado un gran susto.

Pero, en caso de accidente, hay que establecer prioridades.

En primer lugar, hay que procurar, si se puede, detener los vehículos implicados de manera que entorpezcan la circulación lo menos posible. Dejar los coches en medio del carril y ponerse a discutir es peligroso para los implicados en el golpe y también para los demás.

A partir de ahí, lo primero es comprobar que todo el mundo, tanto conductores como pasajeros, está bien. Si es así, hay que considerarse afortunados. Y poner a los pasajeros a salvo, lejos del tráfico rodado. Sin duda, el bienestar de las personas es lo más importante. Seguro que todos estamos de acuerdo en eso. Si lamentablemente hay heridos no hay que perder el tiempo y se debe avisar a los servicios de emergencias cuanto antes.

Y después, sí, llega el momento temido: revisar los daños que el impacto haya producido en los coches.

Mantener la calma es difícil, lo sabemos, pero hay que intentarlo.

Los daños en el vehículo a menudo tienen solución. Y, si has tenido algún golpe de chapa, lo mejor es confiar en la calidad que te ofrece la red de expertos en chapa y pintura de CertifiedFirst. Para que ese golpe de chapa se quede en un mero (mal) recuerdo. 

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *