4 maneras en las que estás estropeando la pintura de tu coche ¡y lo sabes!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

4 maneras en las que estás estropeando la pintura de tu coche ¡y lo sabes!

Cada día la pintura de tu coche se enfrena a muchas agresiones que no siempre podemos evitar. Sin embargo, con un mínimo de dedicación sí podemos minimizar los efectos o al menos evitar que vayan a más para que no causen daños permanentes o importantes.

Retrasar el lavado del coche (o utilizar un autolavado de rodillos)

El lavado del coche debería ser algo así como un ritual de belleza semanal. Una puesta a punto de la carrocería, en la que se mima la pintura para alargar el mayor tiempo posible ese brillo maravilloso de un vehículo nuevo.

La cosa es sencilla: cuanto más tardamos en lavar el coche, más suciedad se acumula en él. Suciedad de todo tipo y condición que se va incrustando, dañando la superficie de la pintura y más cuando colaboran en la operación otros agentes externos como el sol, la lluvia, la contaminación atmosférica etc.

Pero un lavado rápido en un túnel de autolavado con rodillos tampoco es la solución. Las cerdas de esos cepillos pueden rallar la pintura de tu automóvil, así que piénsalo dos veces antes de meter la moneda en la máquina…

No usar materiales adecuados en la limpieza del coche

¿Lavavajillas para lavar el coche? ¿Trapos que raspan? ¿Esponjas que arañan? Cuidado porque utilizar productos que no sean específicos puede estropear la pintura tanto como pasar los dedos sobre la pintura cubierta de polvo.

¿Nuestro consejo? Usa champú específico para carrocerías y paños de microfibra suaves. Y, por cierto, no te olvides de lavar los trapos con regularidad ya que pueden acumular grava, arenilla o tierra y rayar tu coche si no están en perfecto estado de revista…

No eliminar los insectos y las caquitas de pájaro

Pueden parecer pequeño, insignificantes. Pero para la pintura de tu automóvil significan mucho, ¡vaya que sí! La diferencia está en la rapidez con la que elimines de la carrocería de tu coche los restos de caquitas de pájaros o de insectos: si lo haces rápido, será como si nunca hubiesen estado ahí… En cambio, a medida que pase el tiempo este tipo de suciedad será más difícil de eliminar y probablemente dejará antiestéticas marcas sobre la pintura.

No reparar los pequeños golpes

Desde las pequeñas piedritas que atacan al coche, lanzadas con fuerza desde el asfalto o las ruedas de otro vehículo, hasta los pequeños golpes y roces de chapa con la inoportuna columna de un garaje.

Al igual que las caquitas de pájaro y los insectos pueden parecer poca cosa, cuando en realidad pueden haber dañado la capa superior de pintura y haber llegado a capas más profundas. ¿Qué significa eso? Que por minúsculo que parezca el toque, ese punto puede convertirse en foco de oxidación.

¿La solución? Pasa por tu taller CertifiedFirst. Somos expertos en chapa y pintura del automóvil y podemos dar a la carrocería y pintura de tu vehículo exactamente lo que necesita para que permanezca sana y bonita más tiempo. Además, con nuestra calculadora de presupuestos on line puedes hacerte una idea de manera muy fácil y rápida de lo que puede costar reparar o pintar tu coche. ¡Pruébala ahora!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *