¿Y si la pintura de tu coche estuviese hecha a base de whisky?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

¿Y si la pintura de tu coche estuviese hecha a base de whisky?

Increíble, pero cierto. Las últimas investigaciones sobre pintura y sistemas de recubrimiento han puesto sus ojos en un material que jamás se nos habría ocurrido: el whisky.

En contra de lo que puede parecer, pintar una superficie de manera que quede homogénea y durable no es nada sencillo.

  • Hay tres factores destacados que influyen en esto:
  • Las propiedades y características del recubrimiento
  • La forma en que se aplica el recubrimiento
  • Y, finalmente, el secado

En CertifiedFirst, como profesionales expertos en chapa y pintura del automóvil, estamos muy familiarizados con estos procesos y sus implicaciones. Y, de todos ellos, el más complejo es precisamente el recubrimiento. ¿Por qué? Piénsalo un segundo: cuando, por ejemplo, pintamos un coche el pintor profesional puede controlar, puesto que depende de su trabajo, tanto la manera en que aplica la pintura como el secado. Sin embargo, no podemos intervenir sobre el recubrimiento en sí mismo.

De ahí que las universidades y empresas que desarrollan recubrimientos (para que nos entendamos, pinturas, barnices etc.) continuamente investigan cómo es posible mejorarlos.

Y en el marco de este tipo de investigaciones ha saltado a la palestra el whisky.

Resulta que un equipo de investigadores de la universidad estadounidense de Princeton ha encontrado que el whisky tiene propiedades muy interesantes ya que la ‘macha’ que deja al secarse tiende a ser uniforme de manera natural.

Así dicho, puede que no parezca gran cosa. Pero, ¿y si te decimos que muchas pinturas tienen precisamente la tendencia contraria, es decir, a dejar depósitos no uniformes al secarse?

¿Y si la pintura de tu coche estuviese hecha a base de whisky?Los investigadores han contrapuesto las propiedades del whisky a las del café, que también ha sido ampliamente estudiado.

El café, al contrario que el whisky, tiende a dejar manchas no uniformes debido a que la evaporación se produce más velozmente en los bordes que en el centro de la propia marcha y cuando el líquido se mueve hacia el exterior para rellenar los huecos que se han secado arrastra partículas. ¿Resultado? Una mancha no uniforme como decíamos. Es lo que se llama “efecto anillo de café”. Y esto mismo ocurre con las pinturas.

Para contrarrestar este efecto se han venido utilizando disolventes, como agua o alcohol.

Pero esto podría ser innecesario con el whisky y sus manchas uniformes (algo conocido como “efecto Marangoni”) que los científicos han explicado debido a la presencia de moléculas surfactantes y a los polímetros de origen vegetal presentes en este líquido.

Así que quién sabe, quizás es sólo cuestión de tiempo que esta popular bebida esté presente, de un modo u otro, en la pintura de un coche…

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Un pensamiento en “¿Y si la pintura de tu coche estuviese hecha a base de whisky?”

  1. ¡Parece increíble que sea así! Es una noticia llamativa, pero estoy seguro de que varios objetos de uso cotidiano están compuestos de materiales que no nos dejarían indiferentes y nos sorprenderían aún mas.
    ¡Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *