¿Eres de los que piensan que pintar un coche es sólo cubrirlo de pintura? Te equivocas…

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

¿Eres de los que piensan que pintar un coche es sólo cubrirlo de pintura? Te equivocas…

¡Y mucho! El proceso de pintado de un vehículo se ha sofisticado en los últimos tiempos y para conseguir un resultado profesional y perfecto es necesario contar con adecuadas herramientas de trabajo y formación continua.

Encontrarás en muchos blogs y sitios de Internet información y tutoriales sobre cómo pintar tú mismo el coche. Algunos de esos tutoriales son ciertamente detallados, pero lo cierto es que no deberías esperar que el resultado del trabajo de un no profesional, por más esfuerzo, implicación y dedicación que aporte, tenga la misma calidad en el acabado ni la misma durabilidad.

De verdad, ¿qué se necesita para pintar bien el coche?

Pintar un coche no es sólo rociarlo de pintura con un spray.

Implica cuestiones como disponer un espacio físico adecuado para hacer el trabajo, así como de máquinas y herramientas especiales y, como insistíamos unas líneas más arriba, de profesionales bien formados y cualificados.

Disponer un espacio físico adecuado para hacer el trabajo

Además de un traje especial y gafas y guantes protectoras para quien vaya a realizar el trabajo de pintura, un trabajo de pintura de calidad requiere contar con cabinas de pintura e instalación neumática.

¿Por qué es tan importante la cabina de pintura en el proceso?

Debemos ver la cabina de pintura como una especie de quirófano: gracias a ellas, el entorno se mantiene libre de partículas que, en caso contrario, estarían suspensas en el aire y podrían depositarse sobre las partes tratadas, arruinando la calidad del trabajo. También ofrece a los operarios la iluminación necesaria y adecuada.

Otra particularidad de la cabina de pintura es que mantiene una temperatura constante en su interior. De esta forma se puede hacer una gestión correcta del proceso de secado.  

Por otro lado, el disponer de tomas de aire en diversos puntos facilita la labor del pintado ya que el pintor puede utilizar la más conveniente en función de la zona en que esté trabajando. Ni que decir tiene que los profesionales utilizamos compresores industriales.

Contar con herramientas y materiales específicos

Los trabajos de pintura profesional requieren de más que cinta de carrocero, rodillo y un bote de pintura. La calidad final la aportan también las masillas empleadas, la propia cinta, las máquinas de lijado, los equipos de soldadura etc.

Preparar la superficie a pintar, reparándola y homogeneizándola cuando sea necesario

Y esto, no puede ser de otro modo, requiere formación y personal cualificado que ha estudiado cómo realizar este trabajo, que ha desarrollado las habilidades para hacerlo y que además aporta la experiencia de realizar esta tarea en su día a día. Ante igualdad de herramientas y materiales, son, somos las personas las que marcamos la diferencia. Un pintor cualificado y experimentado ofrecerá la máxima calidad en un trabajo de pintado del vehículo.

Como ves, la cosa es más complicada de lo que podía parecer. Si quieres un trabajo de calidad y duradero a la hora de pintar tu coche te conviene acudir a profesionales como los de la red de expertos en chapa y pintura de CertifiedFirst. Recuerda: lo barato puede salir muy caro.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *