Cuatro consejos para proteger la carrocería de un coche que va a estar tiempo parado

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Cuatro consejos para proteger la carrocería de un coche que va a estar tiempo parado

¿Vas a estar unos meses sin utilizar tu coche? ¿Tienes un vehículo que sólo usas para acudir a concentraciones o cosas por el estilo? Bien merece la pena dedicar un tiempo a protegerlo durante sus “descansos”.

Incluso cuando guardas el coche en una parcela de garaje éste está expuesto a agresiones.

Por ejemplo, el polvo y la suciedad se irán acumulando sobre la capa de pintura.

La carrocería puede ser rozada por tus vecinos de garaje accidentalmente, por niños jugando, mascotas etc.

Incluso la humedad puede ser perjudicial.

Entonces, ¿qué hacer para proteger la pintura y chapa de ese coche que apenas tiene uso?

Qué hacer para cuidar la pintura antes de guardar el coche

Aquí lo que cuenta es la previsión. Lo que importa es lo que hagas antes de dejar de utilizar el coche y dejarlo guardado en el garaje.

En ese sentido, hay tres pasos fundamentales para minimizar el sufrimiento de la pintura y, en general, del coche.

Limpia a conciencia el interior del vehículo

De hecho, nuestro primer consejo es que limpies y seques concienzudamente el interior del coche. Es la mejor manera de evitar que con el tiempo y la falta de uso se generen malos olores, humedad y en casos extremos ¡hasta moho!

Antes de guardar… lavar

Una vez más, la regla de oro para cuidar la pintura del coche es lavar su exterior. Hay que cometer a escrutinio cada parte de la carrocería y eliminar cualquier resto de suciedad pues puede ser foco de corrosión. Sigue estos útiles consejos para lavar de forma correcta tu coche.

Encera la pintura

Encerar tu coche protegerá la pintura, limitando la adherencia del polvo o la humedad. Así que si vas a estar un tiempo sin usar el coche es muy buena idea protegerlo aplicándole cera.

Viste tu coche para la ocasión

Hablamos, claro está, de las fundas protectoras. En el mercado encontrarás fundas específicas para coches en varios tamaños. ¿En qué deberías fijarte? Básicamente en que sea resistente pero también transpirable para evitar la formación de condensaciones en el interior del vehículo.

Si a pesar de todos tus esfuerzos la pintura de tu coche ya no es lo que era, siempre puedes repintarlo. Confía la pintura de tu coche en manos profesionales, como la de los expertos de la red de talleres CertifiedFirst, y parecerá que tu coche ha vuelto a nacer.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *