¿Colores claros u oscuros? ¿Cuáles son mejores para la pintura del coche?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

¿Colores claros u oscuros? ¿Cuáles son mejores para la pintura del coche?

Continuamente elegimos colores. Al comprar nuestra ropa y complementos, accesorios de decoración e incluso tecnología. Y no siempre la elección es tan sencilla como decantarnos por nuestro color favorito.

De hecho, hay otros factores influyen, como qué colores pensamos que nos sientan mejor, cuáles disimulan más la suciedad o el polvo, el precio…

En los últimos años, la carta de color de los coches ha crecido hasta límites insospechados y podemos elegir entre muchos tonos y hasta entre varios tipos de pintura diferentes (sólida, perlada, metalizada).

Cuando pensamos en la pintura y en el color de un automóvil son varias las cuestiones que la mayoría de automovilistas tienen en cuenta para hacer su elección.

Por un lado, nuestro gusto personal

Por otro lado, el precio (los colores especiales o de ediciones limitadas, las pinturas metalizadas, los trabajos bitono etc. suelen suponer un mayor coste)

Por último, las cuestiones prácticas, como por ejemplo:

  • qué colores resisten mejor la suciedad,
  • cuáles nos aseguran un buen valor de reventa,
  • qué tonos son a priori más seguros
  • qué colores resistirán mejor el calor y nos harán usar menos el aire acondicionado

Es habitualmente en estas cuestiones en que la decisión se simplifica entre elegir un color claro o un color oscuro.

¿Ganan los colores claros?

Si bien los colores oscuros como negros o azul noche tienen muchos adeptos gracias a su elegancia, los colores claros como el blanco o el gris plata tienen en general mucho que ofrecer.

Por ejemplo, cualquier propietario de un coche de color negro sabe que es muy difícil conseguir una limpieza perfecta y no digamos ya mantenerlo impecable. En un coche claro el polvo y la suciedad se suelen notar menos.

Los tonos oscuros absorben más la luz del sol, lo que puede hacer que en el interior del habitáculo haga más calor.

Por otro lado, hay quien dice que los colores claros son mejores desde el punto de vista de seguridad vial, ya que esos colores son más visibles para el resto de conductores.

En cuanto a colores menos habituales o chillones su único beneficio es satisfacer nuestro gusto personal y transmitir una cierta imagen, ya que no ayudan a mantener el valor del vehículo si después queremos venderlo.

Y, hablando de imagen, ¿cuál es la que transmite de ti tu coche? A ningún color, por bonito que sea, por mucho que te guste, le sientan bien los raspones, arañazos y demás imperfecciones. Haz que pasen a la historia con la ayuda de CertifiedFirst, tu red de expertos en chapa y pintura del automóvil. Además, con nuestra calculadora on line puedes tener un presupuesto aproximado de lo que costará pintar tu coche en menos de un minuto.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *