¿Cuánto vale la carrocería más pequeña del mundo? Más de lo que imaginas…

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

¿Cuánto vale la carrocería más pequeña del mundo? Más de lo que imaginas…

Se llama Peel P50 y se considera el coche más pequeño del mundo. De hecho, no parece gran cosa, ¿cierto? Pues míralo con atención porque la escueta carrocería de este vehículo ha sido valorada en casi 160.000 euros en una reciente subasta.

¿Qué tiene de especial el Peel P50? Bueno, para empezar, ¿qué tal un récord Guiness? Pues sí, según el Guinness de los Records es el coche de serie más pequeño que se ha fabricado jamás. O lo fue, ya que el título le fue arrebatado por un coche aún más pequeño llamado Wind Up. Pero, como suele decirse, que le quiten lo bailado: sólo por haber sido ganador de un récord Guiness ya parece algo más especial.

El segundo factor que lo convierte en un coche muy especial es que sólo salieron de fábrica 47 unidades, de las que apenas se conservan hoy en día 26. Y, de esas 26 unidades, la subastada sería la mejor conservada. Su último dueño mimó tanto el interior como el exterior del coche, donde se aprecia una pintura rojo brillante en perfecto estado, además de los cromados como nuevos.

Carrocería para una sola persona: así es el Peel P50

Fabricado por la empresa británica Peel Engineering Company, la producción apenas duró tres años (de 1962 a 1965). El vehículo estaba dentro del segmento de los microcoches; sin embargo, disponía de la homologación necesaria para circular y se comercializaba de hecho como una solución de transporte individual y como ‘bolsa de la compra’.

¿Cuánto vale la carrocería más pequeña del mundo? Más de lo que imaginas…

Porque, efectivamente, el coche sólo disponía de una plaza, a la que se accedía por una única puerta lateral.

Debido a su reducido tamaño el motor (de sólo 49cc y 4,5 CV) estaba ubicado bajo el asiento. La caja de cambios estaba limitada a tres velocidades y no disponía de marcha atrás: la única forma de mover el coche hacia atrás era arrastrándolo de forma manual mediante un asa que había en la parte posterior del vehículo. ¿Te parece una locura? Piensa que este microcoche apenas pesaba 50 kilos…

El coche sólo tenía un faro en la parte delantera y funcionaba con tres ruedas (dos delanteras y una trasera).

Sin duda, carne (o chapa) de coleccionista… de ahí el increíble precio que ha alcanzado el coche. Lo que no se puede negar es lo mucho que un buen cuidado y mantenimiento de la pintura de un vehículo puede hacer por él y por mantener su valor. ¿Cómo está la pintura de tu coche? No dejes que esas pequeñas imperfecciones fruto del uso (rasponazos, golpecitos etc.) estropeen la belleza de tu coche: recupérala con la ayuda de la red de expertos en chapa y pintura de CertifiedFirst. Además, con nuestra calculadora on line puedes tener tu presupuesto on line en menos de un minuto.

 

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *