El Ford GT40 de los 11 millones de dólares

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Ford GT40: 11 millones de razones

Cerca de cuatro años después de ser subastado, sigue ostentando el honor de haber sido el vehículo de la gran pantalla que más valor ha alcanzado en una subasta: nada más y nada menos que 11 millones de dólares.

Fue en agosto de 2012, en California (EE.UU) donde se firmó el ¿último? capítulo de este coche de leyenda. Una leyenda forjada a base de victorias en una no menos mítica prueba: Las 24 horas de Le Mans. Hasta el mismísimo Steve McQueen se puso al volante de este vehículo, al hacerlo parte de su colección.

Ford GT40: 11 millones de razones

El arma secreta de Ford frente a Ferrari

Si hubiese que resumir la vida del Ford GT40 en apenas una línea bastaría decir que fue ganador de Las 24 horas de Le Mans en cuatro ocasiones consecutivas: de 1966 a 1969.

Cuentan las malas lenguas que todo fue producto de un pique entre Enzo Ferrari, cuyo fuerte carácter es de sobra conocido, con Henry Ford II. La venganza se sirve en plato frío y el Ford GT nace del trabajo de un equipo técnico con ingenieros llegados de Aston Martin, Lola Cars y otros. ¿Su misión? No era otra que vencer a Ferrari, que venía dominando Le Mans.

Se trataba de un gran turismo concebido precisamente para competir en este tipo de carreras de resistencia. La apuesta le salió muy bien a Ford: en la década de los 60 el Ford GT 40 derrotó hasta seis veces al todopoderoso Ferrari. ¡Objetivo cumplido!

El coche contaba con un motor V8 longitudinal de 4,7 a 7 litros de cilindrada. Ahí es nada. Desarrollaba 440CV y alcanzaba 320 km/h. Todo un sueño para los amantes del motor.

En cuanto a su carrocería, fue pionero en la utilización de la fibra de carbono. Como parte del equipo patrocinado por Gulf, llevaba los colores de la petrolera: pintura azul para el cuerpo del coche con franja longitudinal en color naranja con ribete negro.

Ford GT40: 11 millones de razones

Ford GT40 y Steve McQueen: hechos el uno para el otro

De Steve McQueen y su pasión por el motor te hablamos aquí. Una pasión que alcanzó su cénit en 1970 en la grabación de la película que lleva el mismo nombre que la prueba: “Las 24 de Le Mans”.

Ford GT40: 11 millones de razones

Pues bien, en el rodaje el largometraje, el Ford GT40 participó como camera-car, es decir, desde su interior se grababan imágenes de la pista y la carrera que se incorporaron a la película. Para ello fue necesario transformarlo en un descapotable. Pero fue una transformación momentánea: al terminar los trabajos de filmación, el vehículo fue restaurado para recuperar su aspecto original. Las alegrías que le dio a Steve McQueen, su entonces dueño, sólo ellos dos las conocen…

Ford GT40: 11 millones de razones

Después, el Ford GT40 ha ido pasando por las manos de varios coleccionistas británicos y americanos hasta la última vez que fue subastado, en 2012 en RM Auctions (Monterey, California).

Un coche con mucha historia y por el que muchos automovilistas suspiran. ¿Te atreverías a conducirlo? ¿Lo repintarías o respetarías los colores originales de Gulf? En ambos casos, la red de expertos en chapa y pintura de CertifiedFirst sería tu mejor opción. Además, con la calculadora on line puedes tener tu presupuesto en menos de un minuto.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>