¿Sabías que el glamuroso agente 007 también condujo un Citröen 2CV?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

¿Sabías que el glamuroso agente 007 también condujo un Citröen 2CV?

Pues sí. Todos tenemos un pasado. Hasta el todopoderoso e inmortal (al menos en apariencia) agente secreto 007. Bond, James Bond, no siempre se ha sentado al volante de impresionantes modelos Bentley o Aston Martin, no…

Los coches de James Bond

La figura de James Bond está hoy en día profundamente ligada a los vehículos Aston Martin, pero no siempre fue así. De hecho, muchos olvidan que el agente 007 nació de la pluma del ilustre escritor Ian Fleming y en sus novelas el coche que solía conducir Bond era de la marca Bentley.

En las primeras películas Bond condujo diferentes vehículos, como un Sunbeam Alpine, un Bentley Mark IV… Aunque uno de los vehículos más destacados en la historia de su filmografía es sin duda el Lotus Esprit, sí, ése que se transformaba como si tal cosa en un submarino en el filme La espía que me amó.

Relacionado: ¿Y si tu coche pudiese nadar?

Más o menos hacia mediados de los 90, el idilio entre Bond y Aston Martin regresó con fuerza, y así sigue hasta nuestros días.

¿Sólo para sus ojos?  El pequeño coche amarillo olvidado

Corría el año 1981 y Roger Moore, el James Bond por excelencia, daba vida al famoso agente británico una vez más en la película titulada “Sólo para sus ojos”.

¿Sabías que el glamuroso agente 007 también condujo un Citröen 2CV?

Sobre el papel, parte de la película se desarrollaba en España (aunque nunca llegó a rodarse aquí, sino que lo que supuestamente era un pueblecito madrileño en realidad se filmó en Grecia), lo que dio pie a una de las escenas de persecución y huida más peculiares de la saga Bond. ¿El protagonista? Nada más y nada menos que un Citröen 2CV de color amarillo.

¿Sabías que el glamuroso agente 007 también condujo un Citröen 2CV?

No te dejes engañar por esa mirada pícara: el Citröen 2CV no fue el coche preferido de James Bond.

En un momento dado, el bueno de James debía huir junto con la chica Bond de turno, y lo hacía al volante de un Citröen 2CV de color amarillo. Un modelo típico en zonas rurales, famoso por su robustez, aunque, claro, Bond necesitaba otra cosa y de hecho puede verse en la película cómo se queja de la escasa potencia del automóvil.

Poco le importaron a Citröen esos comentarios; muy al contrario sacó buen partido de la presencia del 2CV en la película. Sacó una edición especial del 2CV, con la carrocería del mismo color amarillo que en la película, y decorado con el logo de 007 tanto en las puertas como en el capó. Además, se regala con el coche una simpática miniatura del mismo.

¿Sabías que el glamuroso agente 007 también condujo un Citröen 2CV?

Y eso que el coche, como puede verse en las imágenes, no acabó en muy buen estado…

¿Sabías que el glamuroso agente 007 también condujo un Citröen 2CV?

¿Sabías que el glamuroso agente 007 también condujo un Citröen 2CV?

Una lástima que Bond no conociese la red de expertos en chapa y pintura de CertifiedFirst… Le habríamos devuelto el 2CV con el mismo acabado de fabrica y en un tiempo record. Descubre cómo aquí.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>