Los cinco secretos confesables de un coche que brilla

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Los cinco secretos confesables de un coche que brilla

¿Cansado de que el color de tu coche luzca apagado? ¿Conseguir una apariencia viva para la carrocería de tu automóvil te parece poco menos que toda una “misión imposible”? No lo es, ni mucho menos. Sólo necesitas seguir una serie de pasos y ser constante en el cuidado de la carrocería de tu vehículo para conseguirlo. ¿Quieres saber cómo? Estás en el lugar adecuado, claro.

Objetivo: verte reflejado sobre la carrocería del coche

Como si de un espejo se tratase. Eso es, explicado de forma gráfica, el brillo con el que soñamos los automovilistas para nuestro vehículo. ¿Difícil de lograr? No puede negarse, pero tampoco es imposible.

Lo cierto es que incluso dejando el coche en el garaje son muchos los agentes externos que atacan a la carrocería. Desde el polvo, que no tiene nada de inofensivo, ya que si se arrastra puede arañar la pintura, hasta la propia tierra, las piedrecitas del camino, la lluvia, las salpicaduras de otros vehículos, deposiciones de pájaros, insectos, resina, polen etc.

Lo primero es lo primero: hay que lavar el coche con frecuencia

Sí, la lista es larga. Por eso el primer secreto de un coche que brilla es la constancia en cuanto al lavado. Lo ideal es un lavado semanal a conciencia. Si lo vas a hacer tú mismo, el chorro de agua a presión -pero sin pasarnos- será tu gran aliado, ya que es el que te permitirá eliminar el grueso de la suciedad, así como los restos de tierra, arenilla piedritas etc. Por supuesto, hay que prestar atención a zonas más complicadas como los marcos de las puertas y parachoques, sin olvidarnos de las gomas.

Utiliza productos específicos para la carrocería del coche

¿Te brillaría el pelo igual si lo lavases con jabón de lavadora o lavavajillas? Lo más seguro es que no quieras ni hacer la prueba. Pues bien, la carrocería del automóvil también requiere de cuidados y “cosméticos” específicos, por así decirlo. Utilizar jabones y limpiadores adecuados para la chapa, los cromados y los plásticos dará a tu coche un aspecto más brillante. Y será más seguro.

Seca bien la carrocería

Todo el trabajo anterior quedará arruinado si no secamos bien el automóvil -sobre todo en los meses de calor y si el sol aprieta- de forma que puedan quedar las gotitas marcadas. Ármate de paciencia y utiliza una gamuza o trapo de microfibra para secar bien la carrocería tras el lavado. El trabajo merecerá la pena: ¡Verás qué brillo!

Aplica cera al menos una vez al año

El mejor modo de proteger la belleza de la pintura de tu coche es aplicarle cera una vez al año. Además de cuidar su apariencia exterior, es muy beneficiosa para evitar problemas de corrosión en el futuro. Eso sí, es importante saber qué producto es el adecuado para tu coche y cuál el modo correcto de aplicarlo, tal como te contamos aquí.

Repara los golpes y arañazos de la pintura cuanto antes

Incluso aunque la corrosión no te preocupe (que debería) esos desconchados, arañazos, abolladuras y marcas de pintura de otros vehículos arruinarán el brillo de tu coche. Si quieres que la pintura de tu automóvil se vea tan bonita como el primer día debes solucionar esos problemas de pintura. ¿Y dónde mejor que en tu taller CertifiedFirst? Te esperamos. 

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Un pensamiento en “Los cinco secretos confesables de un coche que brilla”

  1. Un post magnífico y del que he aprendido mucho ya que siempre lo he tenido bien cuidado pero me falta darle más importancia a ponerle algo de brillo después de lavarlo, por pereza siempre lo dejo pero si es para que me dure más el color… Excelente post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *