¿Conoces los diferentes tipos de óxido que pueden dañar tu coche?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

¿Conoces los diferentes tipos de óxido que pueden dañar a tu coche?

El paso del tiempo y la exposición a determinados factores, como la humedad, la sal en las carreteras, así como los golpes y roces de chapa abren el camino a la aparición del óxido. Aunque los fabricantes mejoran continuamente los procesos para evitar la aparición de este enemigo de la carrocería del vehículo, conviene estar atentos para evitar males mayores. ¡Cuida el estado de tu carrocería! Si es en un taller «CertifiedFirst«, mejor.

Y es que las diferentes capas que forman parte de la pintura de un automóvil tienen su razón de ser, es decir, cumplen su función, que no es otra que proteger la estructura metálica del coche.

Óxido exterior, el que se aprecia a simple vista

Una simple inspección ocular bastará para revelar si hay óxido en nuestro coche.

¿Cómo se produce? El óxido exterior lo encontraremos fácilmente en las zonas donde se suele producirse acumulación de humedad, y también en aquellas áreas de la carrocería que hayan quedado desprotegidas debido a algún golpe o rayón que ha afectado a la pintura. En esos casos, conviene siempre reparar cuanto antes el golpe, por pequeño que sea, precisamente para devolver la protección que aporta la pintura a la carrocería.

Óxido interior, el enemigo silencioso

El óxido interior es el que aparece en zonas más escondidas de la carrocería, como los bajos de automóvil, rincones de difícil acceso, interior del guardabarros etc.

El problema con este tipo de óxido es que si no nos fijamos es posible que tardemos en detectarlo, y según avanza el tiempo el problema se hace más y más grande, con lo que los trabajos de saneamiento y reparación también habrán de ser de mayor envergadura. Ése es el gran peligro del óxido interior, que incluso puede afectar a la estructura del coche.

¿Nuestro consejo? Siempre ayuda reducir el tiempo que pasa el coche a la intemperie y efectuar lavados frecuentes. Por último, revisa tú mismo con frecuencia la apariencia exterior del vehículo y si detectas algún problema de óxido no retrases la visita a tu taller experto en chapa y pintura CertifiedFirst más cercano.

También te interesará:

¿Sabes qué agentes externos dañan la pintura del coche y cómo evitarlos?

La corrosión, más que un problema estético

Por qué debes reparar los daños en la pintura del coche cuanto antes

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *